La 1ª mujer concejala de Adeje llegó al cargo en contra de su voluntad

La primera mujer que ostentó el cargo de concejala en el Ayuntamiento de Adeje fue Consuelo Díaz Pérez, una maestra nacional que llegó al cargo en contra de su voluntad, puesto que no fue elegida por los electores, sino que al producirse la proclamación de la II República, hubo que nombrar comisiones gestoras en gran cantidad de municipios del país hasta que se convocasen elecciones.

Según la normativa, la comisión gestora la integrarían los funcionarios de menor edad que hubiera en el pueblo y tal responsabilidad recayó en la maestra nacional Doña Consuelo Díaz Pérez, que fue nombrada concejala, aunque querían que ostentase el cargo de alcaldesa a lo que se negó en rotundo.

En el acta del pleno, celebrado el 3 de febrero de 1933,  se cesa al alcalde Don Rafael Melo Alayón y se designa una Comisión Gestora formada por Doña Consuelo Díaz Pérez, Don Manuel Ferrera González y Don Juan de León Meneses, siendo nombrado como presidente Don Manuel  Ferrera González.

En la Biblioteca virtual de Prensa Histórica hemos encontrado una entrevista a la concejala, publicada el día 16 de febrero de 1933, la cual reproducimos a continuación:

La comisión gestora de Adeje

Interesantes manifestaciones de la maestra nacional señorita Consuelo Díaz Pérez, que forma parte de dicha comisión

Hoy hará su presentación al señor gobernador civil la Comisión Gestora de Adeje, para cumplimentar a la primera autoridad y exponerle sus proyectos.

Forma para de la citada Comisión Gestora la joven maestra nacional de aquel pueblo señorita Consuelo Díaz Pérez.

Enterados de que había llegado la nueva representación municipal de Adeje a esta capital, anoche visitamos a la señorita Consuelo Díaz Pérez, en el hotel donde se hospeda.

Sin descubrirle nuestra condición de periodista, nos recibe afablemente, cortésmente, extrañada, sin embargo, de nuestra visita, tratando de inquirir su objeto, y de cómo nos enteramos de su llegada a esta capital.

La señorita Consuelo Díaz Pérez es una muchacha muy culta y contesta con aplomo a nuestras preguntas, no sin antes meditar lo que nos dice.

-¿Está usted contenta con su cargo de concejal?

-De ninguna manera. No sabe usted el disgusto que me ha causado. Yo no he entendido nunca, ni entiendo de política, porque jamás me he preocupado de ella. Mis afanes han sido siempre mis estudios de Pedagogía, limitándome en cuanto a política a leer lo que de este aspecto dicen los periódicos.

-¿Entonces, cómo aceptó usted el cargo?

-Sencillamente, porque no he tenido más remedio. Soy la maestra más joven del pueblo, y según la Ley había de ser yo necesariamente uno de los componentes de la Comisión Gestora, sin excusa alguna.

-¿Cómo no la eligieron a usted alcaldesa?

-Ya me lo dijeron y me rogaron mucho que aceptara ese cargo de tanta responsabilidad. Me aterré cuando vi el empeño de los demás. Mi negativa fue rotunda, porque no me considero preparada en el terreno político para desempeñar dignamente una Alcaldía. Manifesté que apelaría a todos los medios para evadirme del cargo, con certificado médico o lo que fuere, y ante mi negativa, optaron por dejarme de concejal solamente, cosa que he aceptado como mal menor.

-¿Entonces, piensa usted actuar?

-Eso, desde luego. Ya aceptado el cargo, estimo que no hay más remedio que actuar, y actuar con eficacia, que bien lo necesita Adeje, donde hay mucho que hacer desde el Ayuntamiento.

-¿Cuál es su primera proposición al Ayuntamiento?

-Siendo yo maestra, el primer problema que propondré solucionar a mis compañeros del Ayuntamiento es la Enseñanza.

Existe un barrio en Adeje llamado Ifonche, bastante distante del casco del pueblo, en el que todos los vecinos, sin excepción son analfabetos. Pues bien, toda mi actuación la encaminaré por ahora a que el Ayuntamiento instruya el expediente para la rápida creación de una escuela mixta en aquel barrio, para llevar cuanto antes a aquellos vecinos el pan de la cultura, por el que tanta hambre siente.

-¿Y después?

-Luego de conseguido el anterior expediente, proyecto gestionar que las escuelas del casco se instalen en locales decentes y amplios, porque actualmente están en un estado lamentable, lo mismo que dotarlos de material escolar del que carecen en absoluto. Es mi deseo levantar y prestigiar las escuelas de Adeje, pueblo simpático y trabajador, que merece estar mejor atendido.

-¿Qué más?

-¿Le parece a usted poco- nos contesta rápidamente, con un mohín gracioso-, si logro lo que me propongo antes de que cese como concejal? En lo demás, sólo prestaré apoyo a mis compañeros de la Comisión Gestora, de quien espero su colaboración en mis proyectos culturales.

-Y en cuanto a urbanización de calles, mejoras locales…

-También hay mucho que hacer, pero le repito, que esos asuntos lo llevarán los otros componentes del Ayuntamiento.

Cuando dijimos a nuestra culta interviudada que llevaríamos a GACETA DE TENERIFE un reflejo de nuestra charla, protestó y con bellos gestos de descontento nos pidió que no lo hiciéramos.

Pero nosotros, aún contrariando a la gentil Consuelito, le damos publicidad a sus manifestaciones, pues estimamos que sus culturales proyectos y su estancia en esta capital no deben pasar desapercibidos.

Eutropio R. BENITEZ.

Esta entrevista es relevante, porque gracias a ella podemos conocer cuál era la situación del pueblo en esos momentos, destacando las carencias educativas. Además destacar su preocupación por el analfabetismo existente en el pueblo, especialmente en los núcleos poblacionales de medianías como Ifonche, tan alejados del casco.

A pesar de haber sido elegida concejala en contra de su voluntad y manifestar su desconocimiento de la política, si que tuvo la fuerza para defender la importancia de la educación, reivindicando más y mejores medios.

Lamentablemente no duró mucho en el cargo, ya que en abril de 1933 tomó posesión la nueva corporación municipal, elegida por sufragio, siendo nombrado alcalde José Esquivel Alayón.

Consuelo Díaz Pérez  fue la pionera, la primera mujer que ostentó el cargo de concejala del Ayuntamiento de Adeje.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Y WEBGRAFÍA

Benitez, Eutropio E. “La Comisión Gestora de Adeje. Interesantes manifestaciones de la maestra nacional señorita Consuelo Díaz Pérez, que forma parte de dicha comisión.” Gaceta de Tenerife. 16 de febrero de 1933.

Hermida Martín, Yanira / Aguiar García, Carlos. Mujeres ante el caciquismo: Consuelo Díaz Pérez y Concepción García Suárez, representantes municipales en el sur de Tenerife durante la II República .  p. 155. II Jornadas Historia del Sur, Ayuntamiento de Arona. 2009.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram