UGT rechaza las palabras del Pte. de la patronal hotelera y Marichal reconoce que no fue afortunada su declaración

Jorge Marichal.

“Los responsables de la explotación en Canarias tienen nombre y apellidos, dirigen empresas y quizá pertenezcan a patronales como ASHOTEL”

El presidente de Ashotel, Jorge Marichal, envía un comunicado en el que se aclaran los términos de sus palabras en la entrevista de este fin de semana en El Día.

El secretario general de la UGT Canarias, Gustavo Santana, ha expresado su profunda repulsa por las palabras del presidente de la patronal hotelera en la provincia tinerfeña, Jorge Marichal, que aseguró en una reciente entrevista en el periódico EL DÍA, que quién se deja explotar en nuestro país, es porque quiere (sic). “Lo cierto es que los responsables de que exista explotación en Canarias tienen nombre y apellidos, dirigen empresas y hasta podrían integrar patronales como ASHOTEL”.

Para el máximo dirigente del sindicato en las Islas, “las palabras de Marichal tan solo prueban su profundo desconocimiento de la realidad de la clase trabajadora de Canarias”. Santana añadió que los últimos datos del desempleo en nuestra Comunidad apuntan a “una precarización progresiva del empleo en el sector Servicios, donde se engloba la hostelería y el turismo, principal motor económico de Canarias”.

Es irresponsable negar las presiones que sufren los trabajadores

La explotación en nuestro país es una lacra que se pretende erradicar con múltiples medidas, por ello “es una irresponsabilidad que el presidente de una patronal niegue su existencia y haga recaer sobre la espalda del trabajador la responsabilidad de que se registren hechos como estos”, indicó Gustavo Santana. Amplios sectores de trabajadores canarios sufren a diario presiones y soportan condiciones indignas por miedo a perder su empleo. “Además, los últimos datos recabados no solo a nivel regional, sino de ámbito estatal, indican que se consolida la figura del trabajador pobre o precario, que no puede salir de la situación de riesgo de exclusión social, a pesar de tener un empleo”.

Gustavo Santana recordó al representante patronal, que el hecho de que existan campañas para luchar contra el fraude en las contrataciones, como la reciente iniciativa puesta en marcha por la propia Consejería de Empleo del Gobierno de Canarias para detectar casos de explotación, prueba que se trata de una realidad tangible y rechazable. Para ello se ha reforzado la Inspección de Trabajo. Se trata de un problema perfectamente identificado y que obliga a las Instituciones a realizar acciones para combatir esta actividad desarrollada por algunos empresarios.

Más de 5.000 contrataciones irregulares

La UGT ha advertido, en numerosas ocasiones, que las múltiples denuncias presentadas por este sindicato prueban que se trata de una práctica habitual de algunos empresarios para abaratar sus costes en personal. Gracias a la intensificación de las Inspecciones, solicitadas por los sindicatos más representativos, a finales del pasado año se regularizaron más de 3.000 contratos. Contratos que se habían firmado por horas o a media jornada, pero los trabajadores eran obligados a realizar muchas más horas sin que se les abonaran, ni se cotizara por ellos lo establecido en la ley. Además, los inspectores obligaron a dar de alta a más de 2.000 personas que estaban trabajando sin contrato.

COMUNICADO DEL PRESIDENTE DE ASHOTEL, JORGE MARICHAL

En relación con el titular de la entrevista que me realizó el periódico El Día y que publicó ayer domingo, 28 de enero, con el título “En este país, quien se deja explotar es porque quiere”, quiero aclarar lo siguiente:

  1. Titular. Reconozco que tal afirmación, extraída correctamente de la entrevista, no fue afortunada, pero esta se circunscribe al contexto de la conversación con el periodista. En ella, lo que argumentaba es que nuestro subsector hotelero, por tratarse en su mayoría de empresas de más de 50 trabajadores, está doblemente regulado. No solo por la Administración, a través de la Inspección de Trabajo, sino también a nivel interno, por los comités de empresa que muchos otros sectores, por tratarse de micropymes, no tienen. Es en este contexto en el que afirmo que hay recursos al alcance para que un trabajador / a que sienta que se vulneran sus derechos pueda quejarse y obtener una respuesta. No niego que pueda haber algún empresario hotelero que se aproveche de sus trabajadores, pero si lo hay, al menos en Ashotel, yo no lo conozco. Desde la asociación que presido velamos por el cumplimiento de la normativa.
  2. Generación de empleo. Considero que hay un reduccionismo interesado que afirma que turismo es igual a hoteles. En Canarias trabajan en hoteles y apartamentos casi 70.000 personas, frente a las 312.000 (directos e indirectos) que trabajan en actividades ligadas al turismo (según datos del último informe de Exceltur). Es imposible que un sector que emplea a 70.000 personas genere trabajo para 246.000 parados que asegura la EPA fue la cifra con la que cerró Canarias 2017. La ecuación 1 turista igual a 1 empleo más en hoteles no funciona, ni aquí ni en ningún sitio. A pesar de ello, el sector sigue contratando como lo demuestran las cifras oficiales. Un ejemplo: en los últimos cinco años, 15.000 personas se han sumado a las plantillas de hoteles y apartamentos en Canarias, un aumento del 28%, según los últimos datos disponibles de empleo registrado del Observatorio Canario de Empleo (Obecan).
  3. Salarios. Nuestro convenio colectivo ha subido un 4,5% los salarios en los tres últimos años. Falta aún fijar el incremento para este último ejercicio de vigencia del actual convenio, que llevaremos a cabo en las próximas semanas y que estamos seguro de que será un incremento que responda a la situación del sector. ¿En qué otro sector económico en Canarias se ha dado un incremento similar? En ninguno.
  4. Paz laboral. Nuestro sector lleva más de 20 años negociando convenios colectivos con acuerdos de patronal y sindicatos. Esto ha permitido una época de crecimiento y mejora para todos (trabajadores y empresarios) y confiamos en que siga siendo así en los próximos años. Nos consta que estamos en “el foco” de muchos colectivos, pero este sector sabe de su importancia y quiere seguir siéndolo y negociaremos, como siempre, un buen convenio colectivo para todos y todas.