UGT Canarias tumba el despido de una trabajadora cesada de su puesto por quedarse embarazada

La empleada fue dada de baja sin comunicárselo previamente y la jueza consideró probado, además, que la empresa la mantenía contratada en fraude de ley.

La UGT Canarias celebra que los Servicios Jurídicos del sindicato hayan logrado tumbar el despido de una trabajadora cesada por quedarse embarazada. La empresa, Inversiones Banaty, le tramitó su baja de la seguridad social el 18 de mayo, sin comunicárselo previamente tras conocer que estaba embarazada, ya que la propia trabajadora se lo comunicó el 9 de mayo. El juicio se celebró el pasado 3 de octubre y la sentencia ha sido conocida recientemente.

Este sindicato informa que durante el proceso se probó que esta trabajadora estaba con un contrato en fraude de ley. En su contrato figuraba una jornada de 26 horas semanales, aunque en realidad realizaba una jornada completa. Asimismo, el salario que se le abonaba estaba por debajo del que le correspondía legalmente.

Reingreso inmediato en su puesto de trabajo

Por todo ello, la jueza decretó el reingreso inmediato en su puesto de trabajo, ya que se trató de un despido nulo. Además, la empresa condenada deberá abonar todos los salarios no pagados hasta el momento.

La UGT celebra esta sentencia y condena enérgicamente que aún existan casos de discriminación por una cuestión de género. Resulta incomprensible que, en una sociedad moderna, la mujer tema perder su empleo por decidir tener un hijo. Esta sentencia establece claramente donde están los límites para las patronales.

 

Comentarios cerrados.