Tenerife Shipyards participa en la restauración del barco Correíllo “La Palma”

El astillero tinerfeño realizará en este primer proyecto tareas de reacondicionamiento del casco de este barco, contemporáneo del Titanic, cuya fecha de construcción data de 1912.

Tenerife Shipyards colabora en la restauración del barco correíllo “La Palma”, mítico navío canario que realizó transportes entre las islas desde 1912 hasta 1976 y que actualmente se encuentra en proceso de ser reacondicionado para convertirse en museo flotante.

Se realizarán trabajos de pintura y reacondicionamiento del casco, tarea que requerirá de técnicos IRATA, personal altamente cualificado que se descolgará desde uno de los laterales del barco para poder realizar las reparaciones necesarias.

Alexis Reverón, ingeniero senior de Tenerife Shipyards y responsable de este proyecto, opina que “acometer este tipo de reparaciones es un orgullo para Tenerife Shipyards. El Correíllo es historia viva de Canarias, y estamos encantados de poder aportar nuestro granito de arena para que siga siendo así”.

Además, desde Tenerife Shipyards se tiende la mano a la Fundación Correíllo La Palma para seguir colaborando de cara al futuro y realizar el resto de reparaciones necesarias, que será posible realizar una vez dispongamos del dique flotante solicitado desde hace años.

Historia viva de Canarias

“Correíllo” era el popular nombre otorgado a los barcos de vapor que desde finales del siglo XIX realizaban los transportes interinsulares entre las diferentes islas del archipiélago canario, transportando pasaje, carga y correspondencia. El correíllo “La Palma” era uno de los tres navíos de mayor tamaño que brindaban servicio interinsular en 1912, siendo la primera línea que estableció una serie de normativas y horarios en el transporte. Así, durante más de 60 años, este vapor mixto de carga y pasaje con 67.10m de eslora, 9.05m de manga y y 3.70m de calado prestó servicio hasta finalmente ser sustituido por otros navíos más modernos. Originalmente su puente de navegación era abierto, y posteriormente fue cerrado para añadir equipos de navegación que hacían más sencilla la navegación, tales como telégrafo de maniobra, radar, sonar, etc.

Tras ser aprobado en 1996 el proyecto de rehabilitación del navío para evitar que sea desguazado, la Fundación Canaria Correíllo La Palma es quien asume la responsabilidad de este proyecto cuyo objetivo es conseguir que el barco sea plenamente operativo y pueda ponerse en uso como museo, biblioteca y espacio cultural que se desplazará por todo el archipiélago. Se trata de un proyecto que no solo supone un reto, sino que tampoco encuentra referentes comparables en todo nuestro país.

Sobre Tenerife Shipyards

Tenerife Shipyards es una empresa perteneciente al Grupo Hidramar localizada en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Ofrecemos servicios y asistencia técnica al sector naval, centrándonos en el cumplimiento de los plazos establecidos y en la reducción al máximo de los períodos de inactividad.

Nuestro equipo de trabajadores altamente cualificado dedica todo el tiempo que sea necesario a planificar y evaluar el trabajo a realizar, con objetivo de mantener nuestra política de cero accidentes laborales y máxima calidad en los trabajos realizados.

Con una fuerte presencia en África y en el mar Mediterráneo, Tenerife Shipyards selecciona a proveedores locales, para así dar respuesta rápida a las necesidades de nuestros clientes.

 

Se el primero en comentar en "Tenerife Shipyards participa en la restauración del barco Correíllo “La Palma”"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*