Tenerife | El Cabildo aprueba un plan para sustituir los pinos insignes de los espacios naturales protegidos

La consejera de Gestión del Medio Natural y Seguridad, Isabel García, ha indicado que “la presencia de estos ejemplares presenta alto riesgo de incendio forestal por la gran cantidad de material muerto y por su fragilidad frente a la incidencia de sequías, grandes tormentas y plagas”.

El Cabildo de Tenerife, a través de su Consejo de Gobierno, ha aprobado un plan de quince años para planificar, de manera ordenada, los tratamientos selvícolas de pinar radiata que fueron plantados entre los años 1946 y 1972, a través del cual se propone su sustitución por vegetación propia de la zona.

“En un momento de nuestra historia se planteó la posibilidad de generar una industria de la madera en nuestros montes, y se procedió a plantar Pinus radiata, también llamado vulgarmente pino insigne, con el fin de vender su madera; más de 2000 hectáreas fueron plantadas con esta especie, y ahora, años después, estos pinares se encuentran en una situación de excesiva densidad y de decrepitud incipiente, lo que supone un riesgo para los visitantes de estas zonas protegidas”, ha afirmado la consejera de Medio Natural del Cabildo de Tenerife, Isabel García, quien ha añadido que en la actualidad “la presencia de estos ejemplares presentan un alto riesgo de incendio forestal por la gran cantidad de material muerto y por su fragilidad frente a la incidencia de sequías, grandes tormentas y plagas”.

Con la presentación de este plan, se “promoverá e impulsará el desarrollo de estos montes hacia su vegetación propia, mejorando su diversidad biológica y genética, y por ello debemos eliminar primero dichas masas de pinos y luego restaurar el ecosistema con vegetación de la zona”, afirmó la consejera.

“Este plan, que tiene una duración de unos 15 años, será revisado cada cinco, y está previsto que cueste aproximadamente 10 millones de euros, a los cuales hay que restar la cantidad que se ingresará por la venta de la madera que se obtenga que será de unos nueve millones de euros”, explicó García. En este proyecto está contemplado que se realice un inventario forestal, el tratamiento de la biomasa obtenida, procesado de la madera, desembosque de productos extraídos, repoblación con especies potenciales de la zona, mantenimiento durante los primeros años de las repoblaciones y otros costes (cortas de seguridad, apertura de vías en zonas no accesibles, etc.).

 

YouTube
YouTube
Instagram