Tenerife amplía los plazos para que las empresas paguen sus tributos a través del Consorcio

La consejera de Presidencia, Hacienda y Modernización y presidenta del Consorcio de Tributos de Tenerife, Berta Pérez, explica que “con el fin de aliviar la difícil situación del tejido empresarial articulamos aplazamientos y fraccionamientos extraordinarios que se pueden pedir hasta pasados seis meses del fin del estado de alarma”.

Berta Pérez anuncia también una ampliación de los plazos a la ciudadanía para el pago del impuesto de rodaje y del IBI en los municipios que forman parte del Consorcio de Tributos de Tenerife.

La consejera de Presidencia, Hacienda y Modernización y vicepresidenta segunda del Cabildo de Tenerife, Berta Pérez, ha anunciado hoy que el Consorcio de Tributos permite a las empresas afectadas por una merma en sus ingresos solicitar el aplazamiento y fraccionamiento extraordinario de los tributos hasta seis meses después de que finalice el estado de alarma, que está vigente hasta el próximo 9 de mayo, “para aliviar la difícil situación por la que atraviesa el tejido empresarial en la isla”.

Berta Pérez, que preside el Consorcio de Tributos de Tenerife, explica que “hemos articulado varias medidas de carácter extraordinario con las que damos plazos muy flexibles en el tiempo a las empresas. Por un lado, con la concesión del aplazamiento solicitado les otorgamos seis meses de carencia en los que no deben pagar ningún tributo y, por otro, les decimos que nos pueden solicitar ese aplazamiento o fraccionamiento del pago hasta pasados  seis meses desde que acabe el estado de alarma, que finaliza el próximo 9 de mayo, porque entendemos que las empresas no van a recuperar su actividad de un día para otro”.

De esta manera, el Consorcio de Tributos, integrado por el Cabildo de Tenerife y 26 ayuntamientos de la isla, vuelve a articular medidas extraordinarias de apoyo específico, de las que se beneficiarán especialmente las pequeñas empresas y los trabajadores autónomos, que conforman la mayor parte del tejido empresarial de Tenerife. “Tenemos que poner a disposición de las empresas y de la ciudadanía todos los recursos a nuestro alcance para paliar las consecuencias de la crisis económica que ha originado la pandemia”, señala.

En este sentido, la consejera insular anuncia también que, “tal y como se hizo en 2020, este año hemos aprobado una nueva ampliación de los plazos de pago en periodo voluntario de los impuestos de rodaje y de IBI, en beneficio de la ciudadanía y también de los ayuntamientos, a los que el Cabildo apoya en materia de gestión recaudatoria a través del Consorcio y que, de otra manera, no estarían en condiciones de ofrecer a sus vecinos y vecinas el aplazamiento de sus impuestos”.

De ahí que se haya establecido para este año que el impuesto de rodaje pueda pagarse hasta el 30 de julio, cuando en condiciones normales el plazo vencería el 21 de mayo; y para el pago del IBI, hasta el 29 de octubre, pese a que su vencimiento sería el 23 de julio.

Además de estas medidas, se mantienen otras como el sistema de obtención de cartas de pago sin identificación, la atención telefónica y la cita previa y se mantendrán las campañas masivas de envíos de sms y correos.