Un spot publicitario no autorizado en el PN de El Teide culmina con dos investigados por conducción temeraria

El Grupo de Investigación y Análisis del Sector de Tráfico de Canarias (GIAT), en coordinación con la Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza del Puerto de La Cruz (SEPRONA),detectó la difusión de un spot publicitario en redes sociales grabado en las inmediaciones del Parador de Las Cañadas del Teide sin las autorizaciones preceptivas, en el que un vehículo circulaba con tres personas de pie en los exteriores del habitáculo, apoyadas en los reposapiés exteriores y agarradas a en el marco de las ventanillas, llegando a descender una de ellas con el vehículo en movimiento, haciendo uso de un monopatín, con el consiguiente riesgo para su integridad física.

El Grupo de Investigación y Análisis del Sector de Tráfico de Canarias (GIAT), en coordinación con la Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza del Puerto de La Cruz (SEPRONA),detectó la difusión de un spot publicitario en redes sociales grabado en las inmediaciones del Parador de Las Cañadas del Teide sin las autorizaciones preceptivas, en el que un vehículo circulaba con tres personas de pie en los exteriores del habitáculo, apoyadas en los reposapiés exteriores y agarradas a en el marco de las ventanillas, llegando a descender una de ellas con el vehículo en movimiento, haciendo uso de un monopatín, con el consiguiente riesgo para su integridad física.

La grabación carecía de las autorizaciones necesarias para realizar este tipo de actividades en el espacio natural protegido del Parque Nacional de El Teide, tanto en el ámbito de la seguridad vial como en su desarrollo en un espacio natural protegido, procediendo a la imputación de dos personas como autores de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria, así como a la confección de las denuncias correspondientes por realizar un spot publicitario sin la autorizaciones pertinentes en el entorno natural protegido del Parque Nacional de El Teide.
NORMATIVA LEGAL.

Los mismos se pueden enfrentar a una pena de prisión de seis meses a dos años y a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo superior a uno y hasta seis años. Así como, a una sanción de  hasta 2.000 € por realizar una actividad sin autorización en el entorno natural protegido del Parque Nacional del Teide.

De los hechos investigados, el Instituto Armado ha instruido diligencias policiales entregadas en el Juzgado de Instrucción, en funciones de Guardia, del partido judicial de La Orotava y ha informado al Cabildo Insular de Tenerife de las infracciones administrativas detectadas.

La colaboración ciudadana, en casos como el que nos ocupa, está facilitando la tarea de la Agrupación de Tráfico como garantes de la seguridad vial, así como la del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) encargado de la conservación y protección del entorno natural.