Sindicalistas de Base acuerda con AERO el aplazamiento de la revisión establecida en el convenio de hostelería

La actual crisis económica y sanitaria que atravesamos ha determinado que los dos principales objetivos sindicales se deben centrar en el empleo y en el mantenimiento de los derechos establecidos para el conjunto de los/as trabajadores/as en sus Convenios.

El vigente Convenio de Hostelería estableció una revisión salarial para el alojativo del 10,25% en sus cuatro años de vigencia, del 1 de Julio de 2018 al 30 de Junio de 2022, pero dicho incremento, por la restructuración de los Grupos Salariales y de las Clasificaciones de empresas, en el sector de la Restauración se situó en torno al 20% en dicho periodo, que inicialmente se concentraba en el primer año de vigencia, y que, finalmente, en un acuerdo de la Comisión Negociadora, determinó que dicho incremento se distribuyera a lo largo de los cuatro años de vigencia, con una revisión anual del 5% cada año.

El objetivo principal de dicho incremento era la lucha contra la economía sumergida extendida en el sector con abono de las prolongaciones de jornada de trabajo y de la generalización de un solo día de descanso semanal, de los dos que establece el Convenio de Hostelería, con una retribución fuera de la nómina, sin cotizar a la seguridad social, y la medida ha ido cumpliendo el objetivo de subir la nómina y bajar o eliminar el “sobre”, y con ello extender la jornada laboral de ocho horas y el descanso semanal de dos días tal y como mandata el Convenio de Hostelería.

Sin embargo, en la actual situación que vive el sector turístico derivada de la pandemia, las restricciones que sufre el sector derivada de las medidas sanitarias impuestas, el cierre del ocio nocturno, e incluso la pérdida de clientes en las zonas no turísticas derivadas de la extensión del “tele trabajo”, unido a la aplicación el mes de Julio de 2020 del incremento salarial pactado, podría determinar una grave repercusión en el cierre de cientos de empresas, o de reducción drásticas de las plantillas y descuelgues en la aplicación del Convenio de Hostelería, y los derechos recogidos en el mismo, facilitados por la todavía vigente Reforma Laboral aprobada por el Partido Popular en 2012, y no derogada, ni parcial ni totalmente por el actual Gobierno, que facilita sin discusión los despidos objetivos a 20 días por año con un tope de doce mensualidades, y el descuelgue de la aplicación del Convenio de Hostelería y de los salarios establecidos en este.

Es importante recordar que de los 66.000 trabajadores/as vinculados al Convenio de Hostelería, 38.200 pertenecen al sector de la Restauración, en micro empresas sin representación sindical y sin control sindical, por lo que era un objetivo prioritario de Sindicalistas de Base la defensa y protección de los derechos del Convenio de Hostelería y el control de las empresas frente al despido objetivo.

En tal sentido el acuerdo alcanzado por Sindicalistas de Base y AERO trasladado a la Comisión Negociadora del Convenio de Hostelería, de la que también forma parte ASHOTEL por la parte empresarial, y  U.G.T. (3 representantes), y CC.OO., (2 representantes), por la parte sindical, junto a Sindicalistas de Base, (10 representantes), en base al resultado de las Elecciones Sindicales en las empresas del sector de Hostelería, en la reunión celebrada el pasado 20 de Agosto, para su firma en la próxima reunión del 27 de Agosto, para su registro ante la Dirección General de Trabajo y Publicación en el Boletín Oficial de la provincia.

El acuerdo supone el aplazamiento del incremento salarial previsto para el 1 de Julio de 2020 al 1 de Abril de 2021, manteniendo el incremento previsto para el ultimo año de vigencia del Convenio de Hostelería el 1 de Julio de 2021, con lo que el Convenio finalizará con el cumplimiento íntegro del incremento pactado para los cuatro años.

El acuerdo de aplazamiento de estos nueve meses del incremento salarial del periodo 2020 – 2021, lleva establecido un expresa prohibición de todas las empresas del sector de la restauración de “descuelgue” en la aplicación de las tablas salariales pactadas durante los años 2020 y 2021, y el control de cualquier tipo de “despido objetivo” realizado por las empresas del sector, que deberá ser comunicado previamente a la Comisión Paritaria del Convenio de Hostelería, que deberá analizar la propuesta de despido y establecer medidas alternativas destinadas a fomentar la “suspensión temporal” de los contratos de trabajo, respecto a su “extinción” por causas objetivas, así como ratificar todas las cláusulas de protección al empleo establecidas por el Gobierno durante la crisis del COVID 19 en cuanto al mantenimiento del empleo y la expresa prohibición de despidos objetivos, tal y como establecen los RDL 8, 9 y 24/2020.

Es de destacar que la firma de Sindicalistas de Base es fruto del consenso y aval de la Comisión Sindical constituida e integrada por Sindicalistas de Base, U.G.T., I.C., FSOC y USO, dentro de la unidad de acción sindical con la que se ha tratado estas negociaciones, en la que sólo se ha apartado CC.OO., si bien U.G.T. ha dejado pendiente su aval al acuerdo a la revisión por parte de su servicio jurídico.

Los sindicatos seguiremos defendiendo con firmeza que la crisis no la paguemos los/as trabajadores/as con la pérdida de empleo y de derechos y este tipo de acuerdos sirve para el cumplimiento de dichos objetivos, y por ello las partes firmantes nos volveremos a reunir el mes de Marzo para analizar la situación de la crisis.