Se aprueba el Plan de Recuperación del Lagarto Gigante de Tenerife

Lagarto Gigante de Tenerife.

El documento contempla la adopción de medidas conservación para prevenir, mitigar o anular las causas que han llevado a esta especie endémica de la Isla al peligro de extinción.

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy, a propuesta de la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, el Plan de Recuperación del Lagarto Gigante de Tenerife.

El Gallotia intermedia o lagarto moteado canario es una especie endémica de la Isla que se encuentra incluida en el Catálogo Español de Especies Amenazadas en la categoría de «en peligro de extinción».

De conformidad con la Ley estatal de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y la Ley del Catálogo Canario de Especies Protegidas, la inclusión en la categoría de «en peligro de extinción» conlleva la adopción de un plan de recuperación que incluya las medidas más adecuadas para el cumplimiento de los objetivos buscados y, en su caso, la designación de áreas críticas.

El lagarto gigante de Tenerife ha sufrido una regresión histórica motivada por la incidencia de diversos factores de amenaza que actualmente siguen activos, como la presión ejercida directamente por el ser humano o la introducción de especies invasoras.

El Plan de Recuperación aprobado hoy por decreto contempla, por tanto, la adopción de medidas de conservación dirigidas a prevenir, mitigar o anular estas amenazas que podrían conducir a la extinción de la especie en algunas décadas.

El documento de avance del Plan fue aprobado en julio de 2016 por la Dirección General de Protección de la Naturaleza y sometido, posteriormente, a los trámites de información pública y de consulta institucional e incorpora las alegaciones presentadas por el Cabildo de Tenerife y por el Ayuntamiento de Arona.

El lagarto gigante de Tenerife mide entre 45 y 75 centímetros y tiene el dorso de color pardo negruzco con pequeñas manchas de color amarillo o azul. Fue descubierto en 1996 y solo tiene dos poblaciones que suman unos 1400 ejemplares: una en el acantilado de Guaza (Arona), donde se estima que existan aproximadamente 900 ejemplares, y otra en el de Los Gigantes (Santiago del Teide), donde viven entre 200 y 400.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram