Proyecto Mila facilita la inserción laboral de 113 personas en Tenerife y La Palma

Proyecto Mila

Ambas entidades llevan años colaborando en el proyecto Mila, que tiene como finalidad mejorar la empleabilidad de personas en situación de vulnerabilidad social

Cáritas Diocesana de Tenerife, con el apoyo de la Fundación MAPFRE Guanarteme y del Programa Operativo de Inclusión Social y la Economía Social (POISES) de la Unión Europea, han facilitado la inserción laboral de 113 personas en las islas de Tenerife y La Palma, en el marco del Proyecto “Mila” para personas en situación de vulnerabilidad social.

En concreto, los itinerarios formativos desarrollados por la entidad diocesana han sido los de “Operario/a de limpieza y desinfección de limpieza de cristales con pértiga” (con una formación complementaria en “Técnicas y procedimientos de limpieza con utilización de maquinaria rotativa y barredora”) y el Certificado de Profesionalidad de “Atención Sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales”, en la isla de Tenerife; y los de “Personal de Tienda con gestión de almacén” y “Peón/a polivalente con trabajos verticales”, en La Palma.

El Proyecto “Mila” tiene como finalidad mejorar la empleabilidad de las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad social, poniendo en práctica una metodología basada en el protagonismo de cada persona participante, que se plasma en un Itinerario Personalizado de Inserción (IPI).

Proyecto Mila

En la presente edición, que acaba de finalizar, se han podido implementar acciones de carácter individual y grupal con las personas, poniendo en marcha acciones de tipo experimental como los Grupos de Entrenamiento para el empleo, que persiguen el fomento de la autonomía y el empoderamiento de las personas en pequeños grupos, donde se ha generado un entorno de confianza que facilitó que las personas pudiesen compartir sus experiencias en torno a su proceso de búsqueda de empleo, practicando en el proceso competencias digitales a través de las cuales han podido además ampliar información y reforzar el manejo de distintas herramientas, que actualmente son necesarias para mantenerse activos/as en la búsqueda de empleo.

El perfil de personas participantes con el que se trabaja desde el proyecto, representa en sí mismo un reto, ya que se acompaña a personas en situación de vulnerabilidad social, por lo que la problemática que presentan en muchas ocasiones no solo se resume en la falta de empleo, sino en una serie de condicionantes y barreras que derivan de dicha situación. En este sentido, la metodología de intervención que se implementa desde Cáritas Diocesana de Tenerife permite que la persona sea acompañada no sólo desde el área de Empleo, sino desde otros proyectos de la institución, que asesoran en cuestiones relacionadas con la pérdida de vivienda habitual, asesoramiento jurídico en materia de extranjería, etc., por lo que se ofrece una atención integral a las personas participantes.

Con cada uno de los itinerarios implementados se ha realizado un acompañamiento y seguimiento continuo a las personas participantes, supervisando las distintas acciones formativas realizando visitas periódicas a los distintos centros de formación, implementando tutorías personalizadas de orientación, y análisis de las necesidades específicas de cada persona. Este hecho ha permitido que las personas no abandonen su proceso formativo, logrando que un 93% de las personas que han iniciado alguna de las formaciones la finalizara satisfactoriamente (a excepción de las personas de la acción formativa de Peón/a polivalente con trabajos verticales que se vio directamente afectada por la erupción del volcán de Cumbre Vieja).

De igual modo, además de las acciones formativas de carácter profesionalizante, cada itinerario incluye la realización de prácticas no laborales en empresas, como un medio de acercamiento a un entorno laboral real. Así, un total de 32 personas participantes finalizaron con éxito todo el proceso, cuya duración fue de 80 horas.

El Proyecto “Mila” de Cáritas Diocesana de Tenerife y la Fundación MAPFRE Guanarteme ha atendido en esta edición a un total de 529 personas, con las que se ha realizado un proceso de acogida, escucha y orientación laboral. De ellas, 89 realizaron la formación en Competencias Básicas para el Empleo, como un complemento añadido en el trabajo de su Itinerario Personalizado de Inserción.

El pasado año, 1.202 personas participaron en el Programa de Empleo de Cáritas Diocesana de Tenerife, que presenta dos líneas de acción. Por un lado, Cáritas Diocesana de Tenerife atendió a 825 personas a través del proyecto insular en red “Barrios por el Empleo: Juntos más Fuertes” y otras 377 a través del Proyecto “Mila”, del que la Fundación Mapfre Guanarteme es una de sus financiadores. Del total de participantes acompañados, 535 personas recibieron formación profesional y/o complementaria y un total de 268 (el 23%) lograron la inserción. No obstante, las acciones para la mejora de la empleabilidad son un eje transversal de todos los programas y proyectos de la entidad, entendiendo que “el acceso al empleo es un elemento fundamental para la integración personal y familiar de las personas”.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram