El programa de trasplante hepático de La Candelaria cumple 25 años con casi 800 intervenciones

El centro sanitario del SCS es referencia en Canarias para la realización de este tipo de procedimientos quirúrgicos iniciados en abril de 1996.

El Programa de Trasplante Hepático del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, cumple 25 años en los que ha realizado 796 intervenciones de este tipo por parte de la Unidad de Trasplante Hepático desde el 16 de abril de 1996, fecha en la que se realizó el primer trasplante de hígado en Canarias.

La directora gerente, Natacha Sujanani, señala que “La Candelaria es el centro de referencia autonómico para el Programa de Trasplantes Hepáticos cuyo éxito depende de la implicación incondicional de un gran número de profesionales y de la generosidad de las familias de los donantes, que son las que lo hacen posible”.

El Dr. Manuel Barrera, jefe del servicio de Cirugía General y de la Unidad de Trasplante Hepático, señala que “en los últimos años la realización de este tipo de intervenciones de trasplante de órgano sólido ha evolucionado técnicamente, permitiendo una reducción en el tiempo de las intervenciones quirúrgicas y una mayor supervivencia para los pacientes”.

Entre las últimas tecnologías incorporadas se encuentra la denominada OrganOx, un sistema que facilita la perfusión continua del hígado con sangre oxigenada, medicación y nutrientes a una temperatura corporal normal, lo que facilita una mayor preservación del órgano y un mejor análisis antes de su trasplante.

Incluso en tiempo de pandemia, los profesionales han podido llevar a cabo un total de 31 trasplantes en 2020, “aplicando estrictos protocolos sanitarios frente a la COVID-19 y garantizando así en todo momento la seguridad del paciente y del órgano”, explica el Dr. Barrera.

Detalle hígado sano y un hígado enfermo durante un trasplante hepático en el Hospital de La Candelaria

La coordinadora de Trasplantes del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, Judith Suárez, recuerda que “todos los pacientes que se benefician del Programa de Trasplante Hepático proceden de los hospitales públicos y concertados de Canarias de ambas provincias, cuyos casos valorados por un comité multidisciplinario para su inclusión en una lista de espera para recibir un trasplante”,  mediante criterios clínicos objetivos.

¿Por qué un trasplante hepático?

El trasplante hepático es una opción de tratamiento en pacientes sin otras alternativas efectivas en los que la esperanza de vida es pequeña a corto plazo. La mayoría de las ocasiones se debe a cirrosis virales o alcohólicas, tumores hepáticos no extendidos, pacientes con fallo fulminante en el hígado o enfermedades autoinmunes.

Según explica el Dr. Francisco Pérez, “los pacientes son remitidos al servicio de Digestivo y tras ser valorados por los especialistas, se presenta su caso a un comité de expertos donde se analiza, de acuerdo a unos protocolos establecidos, su inclusión para ser intervenidos”.

La base fundamental de este logro parte de la donación y de la solidaridad de la población, cada vez más concienciada en la importancia de este gesto voluntario y anónimo con el que numerosas personas pueden salvar su vida, y a cuya decisión se debe el éxito y la consecución de este reconocimiento de calidad.