El principal buscador de herederos del mundo abre oficina en Tenerife

Fundada en París en 1894, con presencia mundial y oficinas propias en España desde 2012, Coutot-Roehrig es la primera compañía de genealogía sucesoria del mundo.

El delegado de la nueva sede de Santa Cruz, el tinerfeño Victorio Heredero, es el primer genealogista sucesorio español acreditado.

Por su condición de punto de encuentro de personas, riquezas y culturas, el Archipiélago es una de las zonas donde más herencias abintestato se dan de España.

Las Islas Canarias son punto de encuentro de gentes distintas, lugar de salida y de entrada caracterizado por fuertes flujos migratorios, lo que hace que sea un territorio que presenta muchas singularidades a la hora localizar a herederos de bienes que quedan sin legar en las localidades isleñas. El problema más habitual es el rastreo geográfico de dichos herederos, que a menudo hay que ir a buscar al otro lado del océano, especialmente en países latinoamericanos.

Un rastreo prácticamente imposible ante la ausencia de infraestructura por parte de administraciones públicas, lastradas por lógicas limitaciones territoriales y por recortes presupuestarios, o la falta de metodología y capital de pequeños despachos de abogados, cuyo alcance geográfico y bases de datos son limitados y que carecen de formación específica.

En este contexto, Coutot-Roehrig, primera empresa de genealogía sucesoria del mundo, es decir, el principal buscador de herederos a nivel global, abre una nueva oficina en Santa Cruz de Tenerife capitaneada por Victorio Heredero, historiador tinerfeño que pasa, también, por ser el primer genealogista sucesorio español acreditado.

“La dispersión geográfica de las Islas Canarias, directamente proporcional a su riqueza histórica y sociocultural, no sólo requiere por nuestra parte que seamos capaces de seguir el rastro de una herencia en cualquier lugar del planeta, por remoto que éste sea, sino que dispongamos de una amplia infraestructura global y de la fluidez financiera que nos permita adelantar todos los gastos sin que éstos graven sobre las personas que nos contacten para resolver el expediente, ya sean administradores de fincas, abogados, notarios o la misma administración pública”, explica Marco Lamberti, director general de Coutot-Roehrig en España y, hoy por hoy, máxima autoridad estatal en genealogía sucesoria.

Recientes alianzas con el CAFLasPalmas y el CAFTenerife

En 2018, la empresa firmaba ya sendos acuerdos de colaboración con el Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Las Palmas de Gran Canaria (CAFLasPalmas) y con el Ilustre Colegio de Administradores de Fincas de Santa Cruz de Tenerife (CAFTenerife). Estas alianzas posibilitan que los colegiados de dichas entidades –respectivamente, 245 y 300– consigan desbloquear la gestión de todas aquellas masas hereditarias que, por falta de herederos designados, no han sido reclamadas, ocasionando diversos problemas a este colectivo profesional como los relativos a la morosidad por defunción del propietario y por falta de conocimiento de eventuales herederos y sus domicilios; la morosidad por parte de inquilinos por impago de su alquiler -y, consecuentemente, de los impagos administrativos asociados- o la imposibilidad de vender un inmueble a un comprador potencial por los mismos motivos.

“Se trata de situaciones recurrentes en las comunidades de vecinos y, en este sentido, localizar a los herederos de esos inmuebles ahorra innumerables quebraderos de cabeza a los administradores de estos Colegios y, de rebote, a las administraciones públicas”, argumenta Victorio Heredero, quien ya ha resuelto “numerosos expedientes de bienes inmuebles en el Archipiélago cuyos legítimos herederos estamos localizando en países como Venezuela, Cuba, Chile o Santo Domingo”.

“Otra gran cantidad de herederos de propiedades y bienes en canarias la hallamos en países del norte de Europa, como Noruega, Suecia, Alemania o Finlandia”, apostilla Lamberti.

Un servicio dirigido exclusivamente a profesionales

Coutot-Roehrig sólo inicia un expediente a instancias de una demanda profesional. “Administradores de fincas, abogados y notarios son, entre otros profesionales, los que requieren nuestros servicios para solucionar asuntos que requieren localizar al heredero o legatario, como sería la venta de un bien, el pago de impuestos, contribuciones o suministros atrasados o de cuotas de una comunidad de vecinos, entre otras muchas situaciones”, añade Lamberti.

Cada año más de 100 millones de euros se quedan sin adjudicar a sus herederos legítimos en nuestro país, una cifra que en toda Europa podría alcanzar más de 1.000 millones de euros. Propiedades inmobiliarias, bienes muebles, cuentas bancarias, joyas y dinero en efectivo van a parar al Estado al no conocerse los beneficiarios.

Según datos del Consejo General del Notariado, un 40% de los españoles fallece sin haber otorgado testamento. Esto significa que, si en España fallecen alrededor de 350.000 personas cada año, aproximadamente, unas 150.000 no han hecho testamento. A esta cifra, hay que sumarle además entre un 10% y un 15% de sucesiones que acabarán siendo declaradas ab intestado por nulidad o invalidez del testamento.

“Para resolver todos estos casos, no es suficiente con contar con un despacho local de abogados expertos en derecho sucesorio: se necesita una empresa con genealogistas capaces de rastrear las historias de las familias”, aclara Heredero.

Sobre Coutot-Roehrig

Nacida en París en 1894, Coutot-Roehrig es la primera empresa fundada en el mundo especializada en genealogía sucesoria. Con más 1.200 millones de datos digitalizados y 47 delegaciones además de una amplia red de colaboradores exclusivos en todo el mundo. Desde 2012 tiene oficina en Barcelona y, desde 2015, tiene oficina también en Madrid.