Las teteras utilizadas en el HUC facilitan la aparición de bacterias

Tetera.

Se demostró tras la denuncia de SAE hace dos años.

Desde entonces, la gerencia sigue estudiando la compra de termos adecuados.

El Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (CHUC) podría estar poniendo en peligro la salud de sus pacientes por dilatar, desde hace dos años, la compra de termos y teteras para mantener la leche y el agua caliente para la preparación de desayunos y meriendas de los pacientes ingresados.

El 27 de abril de 2016 responsables del Sindicato de Técnicos en Cuidados de Enfermería (SAE) presentaron una denuncia ante el Servicio de Microbiología y Control de Infecciones que tomó muestras aleatorias de los termos y teteras utilizados para estas preparaciones. El informe realizado tras la inspección no pudo ser más alarmante dado que los análisis “demostraron la presencia de Bacilos gram negativos no fermentadores y, en algún caso, Enterococcus spp, todos ellos causantes posibles de infecciones en los pacientes”.

A pesar de estos resultados, los Técnicos en Cuidados de Enfermería  tienen que seguir calentado leche y agua para los desayunos y meriendas en los offices de las plantas. Una vez utilizados hay que limpiarlos a mano y con estropajo, lo que supone que ni se alcanzan las temperaturas marcadas como necesarias ni se utiliza la concentración de detergente necesario para llevar a cabo un proceso de limpieza fundamental en cualquier área hospitalaria.  Estos útiles tienen, además zonas de difícil acceso donde se acumulan residuos, que pueden ser el origen de las bacterias encontradas.

Por otro lado, este proceso no debería llevarse a cabo en las plantas de hospitalización sino en la cocina o donde el departamento de hostelería considere oportuno, pero alejado de las plantas, y tampoco debería ser personal de enfermería, como es el caso de los Técnicos en Cuidados de Enfermería, los responsables de esta tarea de limpieza.

En su denuncia SAE solicitó la puesta en marcha de alternativas que evitaran esta manera de proceder. La solución adoptada fue la compra de teteras exactamente iguales que, en poco tiempo, han vuelto a  estar en las mismas condiciones pues el acceso a algunas zonas es prácticamente imposible.

Existen en el mercado, y es el sistema utilizado en la mayor parte de los hospitales, termos y teteras adecuadas para este uso. Durante los dos años que han transcurrido desde la presentación de la denuncia y en los que hemos demandado información al respecto la respuesta ha sido que “siguen estudiándola”. Dos años para comprar unos termos es una absurda excusa que, además, y es lo más importante, podría estar poniendo en peligro la salud de los pacientes.

Por todo ello, el Sindicato de Técnicos de Enfermería exige a la gerencia del CHUC que actúe de inmediato y ponga fin a esta inadmisible situación.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram