Las cofradías de pescadores de Tenerife contarán con 200.00€ del Plan de Choque

El Cabildo de Tenerife, a través de su plan de choque para atender la emergencia social derivada de la crisis provocada por el coronavirus y reactivar el empleo, y dentro de las medidas previstas para el sector primario, destinará al ámbito de la pesca tradicional un total de 200.000 euros en concepto de subvención anticipada al funcionamiento de las 10 cofradías de pescadores de la isla. El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Javier Parrilla, precisa que esta ayuda casi triplica a la destinada en el anterior mandato, que fue de unos 70.000 euros.

Parrilla destaca que, además de la citada ayuda directa, se contará con una aportación para incentivar la comercialización online a través de una plataforma web y de acciones de promoción que ascenderá a los 10.800 euros, por lo que la cifra global para el subsector pesquero llega hasta los 210.800 euros

El consejero subraya que se trata de una medida fundamental en estos momentos para el “sostenimiento de la actividad pesquera y la soberanía alimentaria”, que, aparte de ayudar a la gestión diaria de permisos, autorizaciones y trámites antes las diferentes administraciones, “garantiza la seguridad alimentaria y la trazabilidad de los productos mediante la gestión del punto de primera venta, donde se controlan las capturas en peso y tamaño, y las analíticas de prevención de posibles intoxicaciones alimentarias”.

El responsable insular recuerda que la “pesca es una actividad tradicional de peso económico y social en las Canarias”. “En Tenerife contribuye al desarrollo de la isla de forma directa, mediante el abastecimiento a la población de pescado de origen local y manteniendo operativas a más de 200 embarcaciones en las que trabajan unas 650 personas; y de forma indirecta, a través de todas las empresas y sectores relacionados con la pesca, como son los puntos de venta y restauración, distribución, turismo pesquero o venta de consumibles”, afirma.

Parrilla indica que las cofradías “se sostienen mediante aportaciones de los cofrades y actividades que generan ingresos, como son pescaderías, restaurantes, varadero, uso de grúa y subvenciones que reciben de las administraciones”. “Su supervivencia garantiza el origen de la pesca, así como su legalidad, puesto que una de sus funciones imprescindibles es la identificación del pescado capturado mediante etiquetas, de acuerdo con lo establecido por la normativa europea”, resalta.

Asimismo, entre las iniciativas del plan de choque para el subsector pesquero también se ha apostado por incentivar la comercialización online a través de una plataforma web en la que se está trabajando y desde la que se podrá acceder a la compra directa de pescado fresco de las cofradías, con la garantía de la marca Pesca Artesanal. Además, Parrilla señala que “se está reestructurando, para ajustarse a las necesidades actuales, la campaña existente destinada el impulso del consumo de pesca artesanal y de los productos de cercanía Km 0”. A estas medidas se han destinado un total de 10.500 euros.