La Tuna de económicas de la Universidad de La Laguna triunfa en Jerez

Tuna de económicas de la Universidad de La Laguna.

Regresa de tierras andaluzas con el 1er Premio a la Mejor Tuna y el Premio al Mejor Montaje Musical del “IV Certamen de Tunas Ciudad de Jerez” organizado por el Ayuntamiento, donde han participado este fin de semana, junto más de una decena de Tunas provenientes de todo el país así como una llegada de Holanda.

Dichos galardones sitúan en la actualidad a la Tuna de Económicas de La Laguna como una de las mejores Tunas Universitarias de España, y se suman a una amplia colección de reconocimientos cosechados ya en anteriores Certámenes y que no hacen sino avalar la trayectoria de lo más granado de la tradición estudiantil de la Universidad de La Laguna e inaugurar con éxito los actos por el 30 Aniversario de su fundación que van a tener lugar este año.

La Tuna de Económicas de la Universidad de La Laguna regresó a la Ciudad de Aguere trayendo consigo el Primer Premio absoluto del IV Certamen de Tunas “Ciudad de Jerez” así como el Premio al Mejor Montaje Musical, obtenidos en concurso con las otras Tunas participantes que fueron la Tuna Universitaria de León, la Tuna de la UNED de Úbeda, la Tuna de Medicina de Granada, la Tuna de Empresariales de Huelva, la Tuna Femenina de Derecho de Alicante, la Cuarentuna Malacitana, la Cuarentuna de Cartagena, la Cuarentuna de Córdoba, la Cuarentuna de la Universidad de Cádiz y la Tuna Ciudad de La Luz de Eindhoven (Holanda).

Los premios obtenidos en dicho Certamen fueron el resultado de un repertorio que comenzó con una sorprendente presentación basada en la Serie “Juego de Tronos”, para enlazar a ritmo de tajaraste con la “Isa de la Ventana” (cedida a la Tuna por su autor  Elfidio Alonso), “Noches de Moscú” (basada en un montaje de la rondalla del Orfeón La Paz), el bolero “Piensa en mi” obra de Agustín Lara, la “Jota de Gigantes y Cabezudos” de la zarzuela del mismo nombre, finalizando su actuación con la popular canción de Tuna “El Rondador”.

A pesar del paso y cambio de los tiempos, los Tunos siguen siendo viva credencial de la juventud de siempre, los mismos antiguos juglares y trovadores escolares que siguen en el mester, los entrañables y nocherniegos universitarios que, desde hace muchos siglos, sucediéndose a sí mismos, recorren rondando el mundo, cultivan los instrumentos populares y practican un genero de música entroncada directamente con las albadas medievales o los cantos escolares pobres, testificando así́ este fenómeno cultural único.

 

Comentarios cerrados.