La Candelaria realiza 1000 seguimientos telefónicos a pacientes de Soporte y Cuidados Paliativos

El complejo hospitalario proporciona atención y seguimiento telefónico a los pacientes de cuidados de soporte y paliativos que permanecen en domicilio.

Para ello, ha reconvertido las consultas médicas y de enfermería, durante la alerta sanitaria de la COVID-19, en intervenciones clínicas y de apoyo emocional a pacientes y familiares, por vía telefónica.

La Unidad de Soporte y Cuidados Paliativos del Complejo Hospitalario Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha desarrollado un sistema programado de consultas telefónicas periódicas ante la actual situación sanitaria.

Para ello, realiza entrevistas telefónicas sistematizadas que permiten priorizar la atención en consultas y evaluar la aparición de complicaciones en pacientes con enfermedades avanzadas. Por medio de estas llamadas se asesora sobre resolución de problemas y se actualizan los tratamientos farmacológicos en la receta electrónica. Así, los pacientes pueden retirar directamente los medicamentos de las farmacias según ha organizado el Servicio Canario de Salud.

Las consultas presenciales siguen funcionando, sin demora alguna, para aquellos pacientes que requieren una intervención o procedimiento urgente por desajustes en el tratamiento o progresión de la enfermedad.

El servicio de Soporte y Cuidados Paliativos ha potenciado el servicio de consulta telefónica para realizar el seguimiento de todos los pacientes según el Plan de Contingencia del centro hospitalario, medida implementada en otros centros sanitarios del SCS.

Ante la reconversión de consultas presenciales en consultas telefónicas, la Unidad ha potenciado su capacidad de realizar llamadas de control por los profesionales cada 3-7 días, durante esta situación de pandemia. Se evitan así desplazamientos al hospital y a los centros de salud, y al mismo tiempo, se incentiva que los pacientes y familiares contacten telefónicamente cuando precisen apoyo.

Además, desde la Unidad se preparan bombas portátiles de medicación subcutánea que favorecen la permanencia del paciente en domicilio con un adecuado control de síntomas y mejoras en su calidad de vida. Estos dispositivos, denominado bombas elastoméricas, requieren de control y seguimiento por parte de los profesionales.

Según explica el doctor Miguel Ángel Benítez, jefe del servicio de Cuidados de Soporte y Paliativos del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, “atendemos a los pacientes afectados por cáncer avanzado, con enfermedades crónicas avanzadas; con este sistema activo de consultas telefónicas programadas seguimos la evolución de los pacientes. Este sistema busca, además, que las personas se sientan más seguras pues mostramos el interés de los profesionales por todos aquellos que no pueden acudir a las consultas y a hospital de día. Destaca el apoyo psicológico, más específico, realizado por el Equipo Psicosocial de Cruz Roja- Obra Social La Caixa, que trabaja en continua coordinación con los profesionales de la unidad”.

En este sentido, el centro hospitalario se suma a otros centros públicos españoles que ya cuentan con un plan de contingencia para todos los pacientes afectados por enfermedades crónicas avanzadas. La detección y atención preferente en las consultas presenciales y telefónicas, son una constante durante la situación actual.