Noticias Tenerife La Asociación El Perenquén reúne quejas vecinales por el macrobotellón del Carnaval de Santa Cruz

- Publicidad -

La Asociación El Perenquén reúne quejas vecinales por el macrobotellón del Carnaval de Santa Cruz

- Publicidad -Culturarte Granadilla Abona
- Publicidad -

Promoverá su reubicación: por la vía del diálogo y, si no, la judicial.

Tras una asamblea abierta en la que residentes en el centro chicharrero protestaron por el ruido para ancianos y enfermos,  el colectivo anuncia que hará una petición formal al Ayuntamiento para que se cumpla la sentencia de 2007 que obliga a contemplar el traslado a zona no residencial. “Carnaval en el casco histórico sí, macrobotellón no”, el constante lema de este colectivo.

La Asociación de Vecinos El Perenquén ha decidido poner en marcha su hoja de ruta para que en 2020 el macrobotellón del Carnaval se traslade a la zona puerto ciudad, es decir, unos cientos más abajo de su actual ubicación, como se celebraba antaño antes de remodelarse la plaza de España, de modo que se congenie el derecho de los vecinos al descanso -consagrado en la legislación- con el de los ciudadanos al disfrute del ocio.

“Lo haremos de forma dialogada, buscando la mejor alternativa, y esperamos un acuerdo institucional del Ayuntamiento tras las elecciones, pero si no es así, acudiremos a la vía judicial para exigir la ejecución de la sentencia judicial dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias en 2007 que obliga a contemplar, entre las medidas que debe adoptar el Ayuntamiento, el traslado del macrobotellón a zona no residencial”, explica la presidenta de El Perenquén, Silvia Barrera.

NUMEROSAS QUEJAS RECABADAS

Esta asociación ha recogido testimonios de numerosas personas que residen en el llamado cuadrilátero del Carnaval de Santa Cruz, algunas de las cuales asistieron a la asamblea pública informativa que celebró el pasado jueves en la sala MAC.

Las principales quejas tienen que ver con  el exceso de ruido durante los macrobotellones nocturnos,  al punto de que algunos afectados denuncian sufrir un “infierno”, por lo que se dan casos de personas que se van del centro durante el Carnaval si disponen de una vivienda alternativa; o bien se encierran en habitaciones alejadas de la calle, cuando es posible. Pero las personas enfermas y las que no tienen dinero para realojarse durante esos días” tienen que sufrir en total indefensión una contaminación acústica que, por intensidad y duración, rebasa lo tolerable para preservar la salud humana”.

También son generalizadas las quejas por la suciedad, que, tras los macrobotellones, deja el centro histórico convertido en un “intolerable basurero” y los daños al patrimonio histórico público y privado, al mobiliario urbano y a los jardines”.

DESMENTIDO: “NO ESTÁMOS CONTRA EL CARNAVAL”

Una vez más, en la asamblea se dejó constancia de que El Perenquén, y quienes están de acuerdo con su línea, “bajo ningún concepto están en contra del Carnaval, que es una fiesta patrimonio cultural de esta ciudad con su variado programa de actos, sino única y específicamente con la ubicación actual de los macrobotellones nocturnos, en los que quioscos, carritos y terrazas, en calles la mayoría estrechas y con viviendas a ambos lados, generan un ruido desde la noche a las 5 o las 6 de la mañana del día siguiente imposible de soportar”. “Es decir, ni siquiera se puede decir que estamos contra el botellón, sino contra su emplazamiento en pleno centro histórico”, apostilla Barrera.

La Asociación lamenta por ello “la desinformación y, en ocasiones, falta de respeto, incluso de humanidad con ancianos y enfermos”, que sobre este asunto vierten algunas personas en las redes sociales, al acusarles de querer cargarse el Carnaval, e incluso ha podido leer a algún articulista en la prensa “difamar e insultar a su presidenta, ignorando”que se trata de una iniciativa colectiva, que tiene el aval de una sentencia judicial firme y que el propio alcalde ha reconocido, literalmente, que la zona puerto ciudad está llamada a ser el corazón del Carnaval de Santa Cruz”.

“EL TRASLADO SERÍA UNA OPORTUNIDAD, NO UN PERJUICIO”

El Perenquén considera que el traslado del macrobotellón al enorme espacio público existente junto a la ciudad no solo no irá en perjuicio del Carnaval ni de la actividad económica del centro urbano, sino que por el contrario supondrá una oportunidad para impulsarla y que el centro histórico pueda albergar en esas noches carnavaleras actividades de ocio y cultura, vinculadas también a esta fiesta, que ahora es imposible celebrar por la desbordada afluencia en calles tan estrechas, y por el exceso de ruido debido al tipo de música, la intensidad con que se emite y la proliferación de equipos de megafonía”. “Ese público en una zona que quedaría más tranquila también generaría negocio a bares y restaurantes y otros comercios del centro histórico”, observa la dirigente vecinal.

Por último, la asociación recuerda, porque ya es cosa juzgada,  que la sentencia dictada en 2007 por la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de canarias, establece que, a pesar de la importancia que tiene el Carnaval para Santa Cruz, “la Administración, con el fin de proteger y amparar el derecho al descanso y tranquilidad de los vecinos, deberá adoptar todas aquellas medidas necesarias, llegando incluso al traslado de las actividades nocturnas a zonas no residenciales, a fin de proteger los derechos de éstos y dar cumplimiento a la normativa existente sobre ruidos, celebración de espectáculos”.

 

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores