FEPECO: «El Ayuntamiento de Santa Cruz da la espalda a la empresas locales»

Para FEPECO ha sido una sorpresa muy desagradable, la noticia de que el Ayuntamiento de Santa Cruz constituya una brigada de intervención para obras en espacios de uso ciudadano. El área de Viviendas se encargará de adecentar canchas y entidades vecinales, para lo que cuenta con 1,7 millones. Parece ser, que se pretende acometer reformas, en una docena de obras y en una quincena de locales vecinales, de rehabilitación sin grandes complejidades técnicas relacionadas con la albañilería, fontanería, pintura, electricidad, que se realizarían con recursos propios. Está previsto la contratación de 21 personas que apoyarán al personal de Viviendas. Concretamente, se incorporarán dos arquitectos técnicos, dos encargados, seis oficiales albañiles, un oficial electricista, un oficial fontanero, nueve peones, un auxiliar administrativo y un almacenero y además se creará una lista de reserva o bolsa de trabajo con el mismo número de plazas y categorías.

A finales del año pasado FEPECO, le entregó al alcalde de la Cuidad José Manuel Bermúdez, al concejal de Urbanismo Carlos Tarife y al concejal Javier Rivero Rodriguez de accesibilidad, participación ciudadana y del distrito suroeste, un listado de 38 empresas del sector, para todo tipo de obras menores que tuviera necesidad ejecutar el Ayuntamiento, con el fin de apoyar al tejido empresarial local y crear empleo desde las empresas, que es como debe ser y como funciona mejor. La administración no está para hacer competencia desleal, sino para apoyar a la iniciativa privada, que es creadora de riqueza social y sobre todo, dinamizadora del empleo. Las pymes, microempresas y autónomos del sector, urgen precisamente ese tipo de trabajo, que ahora va a realizar directamente el Ayuntamiento con medios propios. No vale la disculpa que son programas para sacar a personal del paro por una pequeña temporada. Ya nos encargamos las empresas de solicitar personal a las oficinas de empleo cuando tenemos actividad suficiente, si nos dan los trabajos. La formación también la ofrecemos nosotros, que para eso tenemos la Fundación Laboral de la Construcción. Ya está bien, que casi todas las administraciones, de manera generaliza, a través de empresas públicas, que parece que saben hacer de todo o programas propios, hagan actuaciones que no les son propias y le quitan el trabajo a las empresas,  “zapatero a tus zapatos”, que la administración se preocupe más de ser eficiente y diligente en gestionar licencias u otros expedientes y que dejen a las empresas del sector de la construcción ocuparnos de hacer las obras oportunas, por pequeñas que sean. Que siempre las haremos más rápido, mejor y con profesionalidad.