Un estudio liderado por un médico de la UVI del HUC, premio de la Real Academia de Medicina

El trabajo premiado concluye que los niveles en sangre de una determinada familia de enzimas antes del trasplante hepático pueden ser utilizados como biomarcador pronóstico de mortalidad.

Un trabajo liderado por el Dr. Leonardo Lorente, de Medicina Intensiva del  Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha sido galardonado con el Premio  Buenaventura Machado Melián de la Real Academia de Medicina de Santa Cruz de Tenerife al mejor trabajo en hepatopatías por el estudio  Pacientes con trasplante hepático por carcinoma hepatocelular: asociación entre los altos niveles séricos de caspasa-3 pretasplante y la mortalidad durante el primer año del trasplante. Este premio le fue otorgado por parte del presidente de la entidad, el Dr. José Nicolás Boada.

Se trata de un estudio realizado junto con varios profesionales del Hospital Nuestra Señora de La Candelaria y del HUC, retrospectivo y observacional de los pacientes trasplantados hepáticos durante el período comprendido entre los meses de enero de 1996 a agosto de 2014 en el que se ha querido determinar si existe en estos pacientes con trasplante hepático por carcinoma hepatocelular una asociación entre altos niveles en sangre  de la familia de unas determinadas enzimas (caspasa-3) antes del trasplante y la mortalidad durante el primer año del trasplante.

Han trabajado también en este proyecto Sergio Rodríguez de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Nuestra Señora Candelaria (HUNSC), Pablo Sanz del Departamento de Cirugía de este mismo hospital,  Agustín González Rivero y Antonia Pérez Cejas de Laboratório Central del HUC,  Javier Padilla del Departamento de Cirugía del HUNSC, Dácil Díaz y Antonio González del Departamento de Digestivo del HUNSC,  María  Martín de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Nuestra Señora Candelaria, Alejandro Jiménez de la Unidad de Investigación del HUC y  Manuel Barrera del  Departamento de Cirugía del  HUNSC.

Parece que es el primer estudio de estas características y su utilidad clínica podría ser inmediata debido a que se podría determinar los niveles en sangre antes del trasplante para estimar el riesgo de fallecer. En un futuro, podría intentar reducirse estos niveles con fármacos para mejorar el pronóstico de dichos pacientes.

Se han probado diferentes fármacos con actividad antiapoptótica (muerte programada de las células) en pacientes con hepatitis crónica y ha conllevado una reducción de la actividad de este enzima, la caspasa-3, y del grado de apoptosis.

Por lo tanto, todos estos hallazgos pueden abrir el interés para realizar estudios que determinen si el uso de fármacos con actividad antiapoptótica en pacientes  con trasplante hepático por carcinoma hepatocelular puede producir una disminución de la actividad de esta enzima y de la muerte de células, y una mejora del pronóstico de estos pacientes.

Dicho premio lleva consigo el nombramiento del Dr Leonardo Lorente como  Académico Correspondiente de la Real Academia de Medicina de Santa Cruz de Tenerife.