Cruz Roja organiza recogidas y muestreos de basuras las playas de Los Cristianos y El Médano

Esta acción se ha puesto en marcha en colaboración con el Proyecto Libera, que una vez más suman voluntades para acabar con la “basuraleza”.

Cruz Roja, en colaboración con el Proyecto Libera, de SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, sigue luchando por erradicar la basuraleza en las playas, organizando para ello recogidas y caracterizaciones de residuos, además de campañas de sensibilización sobre el impacto de la basuraleza en las costas y sobre la importancia de la correcta gestión de los residuos contaminantes.

Cruz Roja, dentro de la acción humanitaria, trabaja para dar respuesta a las necesidades ambientales que sufre nuestro planeta, alineado con los Objetivo de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Una de estas acciones medioambientales es la prevención, para que los residuos que generamos no sean abandonados en la naturaleza. De aquí surge el concepto de “basuraleza”, que se refiere a todos aquellos residuos que son encontrados en la naturaleza y derivados de la acción humana.

“Actualmente, uno de estos residuos que nos preocupan por su creciente aparición en el medio natural, es el proveniente de los guantes y mascarillas que usamos para protegernos frente a la COVID-19.  Se ha demostrado que estos residuos pueden generar diversos impactos negativos, tanto en entornos terrestres como marinos, tales como la muerte directa de especies, convertirse en un vector de enfermedades o afectar a la salud humana; por lo que evitar que lleguen a la naturaleza es fundamental”. Afirma Juan Carlos Sánchez, director provincial del área de Medio Ambiente de Cruz Roja en S/C de Tenerife.

Además de las acciones de sensibilización, dentro de esta estrategia del Proyecto Libera, Cruz Roja realiza la recogida y seguimiento de basuras a través de muestreos (caracterizaciones), en los que participa el voluntariado y usuarios/as de Cruz Roja, así como personas externas a la Institución que se han interesado en participar en estas iniciativas.

“Para poder abordar el problema de la basuraleza, es necesario tener datos acerca de la cantidad, composición, origen, comportamiento y áreas de acumulación de los residuos en la arena y el mar. De esta manera, podremos identificar soluciones eficaces para su prevención”. Añade Sánchez.

El proyecto también contempla la formación de su voluntariado en esta materia. Este año hay programados 3 cursos (1 online y 2 presenciales), de los cuales ya se ha impartido uno presencial.

A lo largo del presente año, la Organización prevé realizar un total de 26 limpiezas y caracterizaciones de residuos, 6 de las cuales se harán en Kayaks, en las costas de la provincia tinerfeña, en concreto, en la playa de El Médano (Granadilla), playa San Sebastián (S.S de La Gomera), Almáciga y Las Teresitas (Santa Cruz de Tenerife), El Bollullo (la Orotava), playa de Martiánez (Puerto de la Cruz), y playa de Los Cristianos (Arona).

Durante este mes de abril ya se han realizado 4 recogidas y muestreos de basuras, de los cuales se desprende que siguen siendo mayoritarios los objetos de plástico, pequeños y ligeros, además de las colillas.

Tal y como comenta Juan Carlos Sánchez: “Esto tiene su importancia dado que son residuos que están a un paso de convertirse en microplásticos, inferiores a 5 milímetros, que son los que pasan con facilidad a la cadena alimenticia y pueden perjudicar a la salud de las personas. Lo mismo con los compuestos retenidos por los filtros de las colillas”.

La primera actividad se ha llevado a cabo en la playa de San Sebastián, en La Gomera, con predominancia de colillas, trozos de plástico y toallitas húmedas, estimándose que, en este caso, el origen de las basuras recogidas es mayoritariamente de las personas usuarias de la playa y no de lo que viene arrastrado por el mar.

Respecto al segundo muestreo, realizado en playa de El Médano, las conclusiones sobre el origen han sido que la mayoría de los residuos encontrados los ha traído la marea procedente de otras partes, incluso de fuera de las islas. Por ejemplo, se encontró una brida utilizada en los cultivos marinos en la costa de Maine, en el norte de Estados Unidos. De mayor a menor predominancia, se recogieron trocitos de plástico, cabos y cordeles de plástico de menos de un centímetro de diámetro, bastoncitos higiénicos de plástico y tapas y tapones de plástico.

“Mencionando algún dato en concreto, en esta playa, por ejemplo, recogimos 49 bastoncitos higiénicos en un espacio de cien metros, lo cual es una muestra clara de que lo que se tira por los desagües y que a través de los emisarios submarinos va a parar al mar”. Explica Juan Carlos Sánchez.

En la tercera caracterización de basuras llevada a cabo en la playa de Almáciga se concluye que también predominan los trocitos de plástico y las colillas.

En la última actividad, realizada ayer jueves 21 de abril en la playa de Martiánez, destacó la cantidad de trocitos de plástico, en especial de poliuretano, y las colillas.

La próxima limpieza y muestreo de basuras se realizará el próximo 29 de abril en la playa de El Bollullo, en La Orotava.

Este es el tercer año que Cruz Roja en la provincia tinerfeña se suma al proyecto Libera para luchar contra la basuraleza en nuestras costas.