Cruz Roja ofrece otra oportunidad a los jóvenes canarios que no han terminado su formación

Cruz Roja, formación.

Se trata del proyecto “Escuelas de Segundas Oportunidades”, dirigido a personas de entre 16 y 29 años, en riesgo de exclusión social, inscritos en el Sistema de Garantía Juvenil.

 La Institución anima a todos los jóvenes, que cumplan con el perfil requerido, a formar parte de esta acción, para la mejora de sus niveles de empleabilidad, retornando a la formación reglada y el conocimiento básico de un oficio.

El proyecto “Escuelas de Segundas Oportunidades”, desarrollado por Cruz Roja y cofinanciado por el Fondo Social Europeo a través del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en el marco del Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ) para el periodo 2016-2018, está dirigido a jóvenes de 16 a 29 años, en situación de desocupación, que abandonaron de forma precoz el proceso educativo o no terminaron la enseñanza obligatoria (ESO), y están inscritos en el Sistema de Garantía Juvenil.

Con esta iniciativa, puesta en marcha a inicios del pasado año 2016, se trata de ofrecer opciones de formación para el empleo y retorno educativo, como instrumentos que permiten mejorar las posibilidades y las condiciones de acceso al mercado laboral a estos jóvenes.

Para ello, se hace especial hincapié en el acompañamiento para la obtención de una titulación mínima (ESO) y la motivación vocacional hacia una cualificación técnico-profesional, que ayude a los participantes a tomar decisiones en relación a su futuro.

El año pasado se contó con la participación en este proyecto de 33 jóvenes de la provincia tinerfeña, con baja o nula cualificación profesional y sin experiencia laboral, mientras que este año se espera poder alcanzar a unos 50 beneficiarios.

“Participar en ‘“Escuelas de Segundas Oportunidades” permite a los jóvenes contar con una valiosa oportunidad para retomar los estudios, aprender una nueva profesión y encontrar empleo”, explica la directora provincial del Plan de Empleo de Cruz Roja, Elena Marco.

En este sentido, Cruz Roja se centra en tres líneas de trabajo, Por un lado, la motivación y activación de los jóvenes para la formación y el empleo, a través de talleres y actividades grupales.

Posteriormente, se realiza una intervención educativa, mediante el trabajo en aulas para el refuerzo y apoyo de aquellas áreas comunes definidas en la ESO. Además, se apoyará a los participantes para la preparación de la prueba libre de acceso a la ESO, de Grado Medio u otras formaciones, teniendo en cuenta el nivel educativo de cada uno de ellos, así como para la prueba libre de Competencias clave de nivel II y III para acceder a los certificados de profesionalidad de los mismos niveles.

Por último, se realiza un testeo de oficios, es decir, se llevan a cabo acciones de iniciación a un oficio con un carácter eminentemente práctico, donde el joven pueda descubrir su vocación profesional, para que posteriormente y alcanzado un nivel de formación básica pueda acceder a una cualificación desde el sistema de formación reglada o la cualificación profesional.

En palabras de Elena M.: “Desde el Plan de Empleo de Cruz Roja trabajamos para mejorar las posibilidades de empleo de las personas en dificultad social y que sufren discriminación en el mercado laboral, como el colectivo de jóvenes sin cualificación, entre otros, promoviendo la creación de mercados laborales inclusivos”.

“La población joven, aunque pueda carecer de cualificación, es una fuente de talento y capacidades que deben aprovecharse en el mercado laboral”, añade la directora provincial de Empleo de Cruz Roja.

Las personas interesadas en participar en el proyecto “Escuelas de Segundas Oportunidades”, pueden contactar al teléfono 922 282 924.

 

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. creative brand consulting

Comentarios cerrados.