El convenio del metal de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, se encuentra en un punto crítico

Los sindicatos que conforman la mesa negociadora del convenio de siderometalurgia de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, muestran su preocupación por cómo se encuentra la negociación tras meses de trabajo en la mesa.

Tras muchos meses de negociación la situación del convenio del metal de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, que afecta de forma directa a más de 10.000 personas trabajadoras del sector, se encuentra en un punto muerto tras el comunicado de la patronal, en la última reunión de este viernes 8 de Octubre, donde FEMETE manifiesta que solo hablará única y exclusivamente de la subida salarial y su propuesta es la del 0% de subida para 2020 y 2021 dejando solo la posibilidad de subir mediante IPC,  los salarios para los años 2022 y 2023.

Esta propuesta ha sido rechazada de plano por las organizaciones sindicales, que insisten en que la plataforma en la que se estaba trabajando recoge muchas otras reivindicaciones y aclaraciones del texto, además de fórmulas para fijar las cantidades que regulan ciertos artículos. Entienden los sindicatos que no es de recibo, que tras dejar de un lado la subrogación y el trabajo en el tajo, lo que estaba enquistando la negociación y que se ha llevado gran parte de la misma, se pretenda ahora dinamitar la negociación colectiva dejando de lado absolutamente todos los puntos que se habían cerrado o que se mantenían en la negociación como la del plus de trabajo a turnos, compensación para trabajos en festivo y domingos, derecho al anticipo de las dietas antes del viaje, regular los desplazamiento fuera de la isla de residencia, aclaración de la licencia retribuida de 3 días para familiares de hasta segundo grado,  la incorporación de una licencia especial no retribuida, la cobertura del seguro de invalidez para las enfermedades profesionales, aclaración para el cobro del complemento IT según contingencia, Fórmulas para las cantidades del plus de nocturnidad, y plus tóxico, penoso y peligroso, condiciones de convenio reguladas como mínimos del sector, regularizar los traslados, regularizar las excedencias, fijar cantidades de las dietas de las normas complementarias, entre otras.

Después de un debate, las partes se han emplazado para el próximo viernes 15 de octubre, fecha en la que los sindicatos vemos como un punto de inflexión de la negociación y en la que, si se materializan los peores augurios y se produce el estancamiento definitivo de las negociaciones, el conflicto en el sector estará servido.