ASPERCAN recauda fondos para continuar con sus terapias online a personas con autismo y asperger

A través de la campaña de ‘crowdfunding’ facilitada por el Cabildo de Tenerife, a través del Programa Tenerife Solidario, la Asociación Asperger Islas Canarias, que también da apoyo a las familias y personas con trastornos del espectro autista, pretende continuar llevando las sesiones con su psicóloga.

Con 2.000 euros como objetivo mínimo, según el tipo de aportación los ‘mecenas’ recibirán dibujos o pulseras, y además participarán en el sorteo de un fin de semana con Todo Incluido.

El Cabildo de Tenerife informa de la puesta en marcha de la campaña de crowdfunding iniciada por la Asociación Asperger Islas Canarias (ASPERCAN) para poder continuar con el servicio de apoyo psicológico profesional que lleva a cabo la entidad que atiende de manera telemática, durante el estado de alarma, a personas con asperger o trastorno del espectro autista.

Toda la información en ESTE ENLACE.

La campaña comenzó hace escasos días y estará en vigor hasta el próximo 20 de mayo. El objetivo es recaudar, como mínimo, 2.000 euros, con el que podrán continuar con el servicio durante un mes, y tiene un objetivo óptimo de 4.500 euros, con el que podrán llevarla a cabo durante tres meses. Aquellas personas que realicen cualquier aportación recibirán una recompensa, atendiendo a la cantidad aportada, que pasa por un dibujo o una pulsera, además de la participación en el sorteo de un fin de semana en régimen de Todo Incluido.

Las personas beneficiadas de las sesiones online de la Asociación ASPERCAN serán personas con síndrome de Asperger o trastorno del espectro autista (TEA); con especial atención a aquellas que viven con especial dificultad las medidas de confinamiento; además, lo serán, de manera indirecta sus familiares y personas con las que conviven.

El apoyo terapéutico para las personas Asperger o TEA es un salvoconducto para ellas, ya que los cambios derivados de la situación de confinamiento suponen una modificación de sus rutinas, que puede resultar más dura para quienes peor tolerancia al cambio tienen. El fin también implica acompañarles durante el tiempo de vuelta progresiva a las rutinas, manteniendo un acompañamiento que facilite cambios y autoregulación de las emociones derivados.