Noticias Tenerife Rescatan a un gavilán colirrojo exhausto en un ferry que iba de Huelva a Tenerife

- Publicidad -

Rescatan a un gavilán colirrojo exhausto en un ferry que iba de Huelva a Tenerife

Un pasajero alertó a las autoridades tras recibir "la negativa" del personal del buque para llamar al Seprona

En medio de una fuerte lluvia, el ave estaba "muy agotada y sin fuerzas"

spot_img

Un pasajero del ferry Marie Curie de Baleària, que cubría la ruta entre Huelva y Tenerife, se encontró el pasado domingo con una sorpresa inesperada: Un Ave en cubierta. Inicialmente pensó que se trataba de un águila, pero luego, al verificarlo, se dio cuenta de que se trataba de un gavilán colirrojo, también conocido como aguililla cola roja.

El usuario describe que el ave estaba “sumamente agotada y sin fuerzas”. Explica que salió a fumar alrededor de las 3:55 de la madrugada en medio de una fuerte lluvia y poco después del avistamiento logró coger al ave con la ayuda de un camarero y otra persona de recepción, en ese punto, la trasladaron al departamento que tienen para animales en el buque.

El pasajero les pidió “que le pusieran agua y algo de comida cruda al ave”, pero cuando hizo escala en Las Palmas y quiso ver cómo estaba el animal, se llevó una decepción. “Mi sorpresa es que está en la misma jaula con un plato con agua y nada más.”

En ese momento, solicitó a recepción que llamara al Seprona para que acudieran a rescatarla, pero se encontró con la “negativa y la indiferencia” del personal.

Según lo explica, “le pido al chico de recepción que llame para rescatar al animal, pero a él «Ni Fu Ni Fa», que «no le importaba un carajo el bicho»,” refiriéndose el empleado de la recepción al ave.

El hombre comenta que también pidió hablar con el capitán, pero el mismo empleado le respondió que “el capitán no estaba para hablar con los viajeros.” Ante esta situación de insensibilidad, señala que decidió llamar por su cuenta al Seprona, a la autoridad portuaria y al servicio de medio ambiente.

El pasajero describió un trato “horrible” por parte del personal del buque, y especialmente calificó de “incompetente” a una persona de recepción que “se negó a llamar a quien por deber tenía que llamar”. “Gente tan incompetente no debería trabajar ahí,” afirmó.

Por su parte, el capitán bajó “a paso ligero” cuando vio llegar a las autoridades, según el testimonio del pasajero. Explica que, posteriormente, en menos de media hora, las autoridades portuarias llegaron al lugar y se llevaron al aguililla, quienes más tarde la entregarían a Seprona para su cuidado.

spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias

Últimas Noticias