Noticias Tenerife Multado con 5.000 euros en Santa Cruz por condiciones inhumanas de cuatro perros atados bajo el sol

Multado con 5.000 euros en Santa Cruz por condiciones inhumanas de cuatro perros atados bajo el sol

El alcalde Bermúdez reitera el compromiso de Santa Cruz de Tenerife en proteger a los animales, anunciando medidas más estrictas y frecuentes inspecciones.

La administración municipal de Santa Cruz de Tenerife, a cargo del área de Bienestar Animal dirigida por Carlos Tarife, impuso una multa de 5.000 euros a un residente de Santa Cruz que mantenía a cuatro perros en condiciones físicas y ambientales deficientes.

Estos animales estaban atados bajo el sol y sin refugio por un período de tiempo que excedió las dos horas permitidas, según lo estipulado en la Ordenanza Municipal sobre Protección y Tenencia de Animales.

Esta acción se considera una infracción de carácter muy grave, sujeta a sanciones que oscilan entre 1.500 y 15.000 euros.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, enfatiza la necesidad de sancionar y perseguir a quienes descuidan a los animales, recordando que son seres vivos que deben ser mantenidos en condiciones óptimas de higiene y salud.

Asegura que el Ayuntamiento, a través de la concejalía de Bienestar Animal, continuará velando por la salud y el bienestar de todos los animales de compañía en el municipio.

Carlos Tarife, concejal de Bienestar Animal, detalla que las pruebas visuales presentadas confirman las malas condiciones higiénicas del lugar donde los perros estaban atados y expuestos al sol. Destaca la infección evidente en al menos uno de los canes, subrayando la falta de atención veterinaria.

Adicionalmente, Carlos Tarife señala que “en el sitio donde se encontraban estos animales de compañía, se encontraron excrementos y orines, careciendo de las condiciones necesarias para asegurar el bienestar físico de los animales”.

La Ordenanza Municipal sobre Protección y Tenencia de Animales de Santa Cruz de Tenerife establece que los dueños o poseedores de animales tienen la obligación de mantenerlos en óptimas condiciones higiénico-sanitarias, tomando todas las medidas necesarias de acuerdo con las necesidades específicas de su especie o raza.

Asimismo, deben someterlos a tratamientos veterinarios curativos o paliativos según sea necesario.

La ordenanza también establece que los animales no pueden permanecer atados en un lugar fijo durante más de dos horas.

Además, deben contar con espacios limpios, desinfectados y desinsectados, con adecuada ventilación, humedad, temperatura, luz y refugio para evitar cualquier sufrimiento y satisfacer sus necesidades vitales, garantizando así su bienestar físico y psicológico.

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores