Noticias Tenerife GIAT identifica a un conductor de grúa que circuló en dirección contraria por la Autopista Tenerife Sur

- Publicidad -

GIAT identifica a un conductor de grúa que circuló en dirección contraria por la Autopista Tenerife Sur

Un gruero de 60 años circuló en sentido contrario por la TF-1 y fue grabado por otros conductores. La Guardia Civil le abre diligencias por un delito de conducción temeraria que puede acarrearle cárcel y retirada del carné.

spot_img

La Guardia Civil se encuentra en medio de una investigación por un delito de conducción temeraria que involucra al conductor de un vehículo grúa en la carretera TF-1, tras ser detectado circulando en sentido contrario. Esto ocurrió la noche del 26 de julio a las 23:00 en la autovía de Guía de Isora dirección Costa Adeje.

El suceso ha generado alarma entre las autoridades debido al peligro que representa para la seguridad vial. Gracias a la colaboración ciudadana y la detección de un video compartido en redes sociales, los agentes han podido tomar medidas para esclarecer el incidente.

El Grupo de Investigación y Análisis del Sector de Tráfico de Canarias (GIAT), una división especializada de la Guardia Civil, ha asumido el caso y ha iniciado diligencias para investigar a un hombre de 60 años bajo sospecha de haber cometido un delito contra la seguridad vial, específicamente conducción temeraria.

El video en cuestión, ampliamente difundido en diversas plataformas de redes sociales, muestra al individuo en cuestión manejando el vehículo grúa entre los kilómetros 92 y 91.5 de la carretera TF-1. Esta carretera cuenta con tres carriles: dos en dirección a Santiago del Teide y uno hacia Santa Cruz. Sin embargo, el conductor imprudente fue visto circulando en uno de los carriles destinados al sentido contrario, poniendo en riesgo a otros usuarios de la vía.

En las imágenes captadas por el video, se puede observar cómo el vehículo grúa se cruza con automóviles que transitan correctamente por su carril designado. A pesar de las advertencias de otros conductores mediante ráfagas de luces y señales acústicas, el conductor persiste en su camino en dirección contraria, ignorando las señales claras de peligro.

Incluso después de regresar al carril correcto, el conductor en cuestión continúa con una conducción peligrosamente errática. En un momento crucial, tras incorporarse al carril de desaceleración de una próxima salida, se da cuenta del grave error que ha cometido. Sin embargo, en lugar de reaccionar de manera segura, ejecuta un volantazo arriesgado que pone nuevamente en peligro la seguridad de otros usuarios de la vía.

Los detalles del caso han sido presentados ante el Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia del Partido Judicial de Arona, a fin de que se tomen las medidas legales correspondientes.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha reafirmado su compromiso con la prevención y persecución de conductas temerarias en las carreteras, dadas las graves implicaciones que estas tienen para la seguridad vial. Además, se ha hecho hincapié en la importancia de la colaboración ciudadana en la identificación y denuncia de este tipo de incidentes.

En cuanto a la normativa aplicable, el Código Penal vigente establece que la conducción temeraria es considerada un delito grave. Las consecuencias legales para tal acto incluyen una pena de prisión que oscila entre seis meses y dos años, así como la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período que puede superar el año y llegar hasta seis años.

spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias

Últimas Noticias