Circulaba en Santa Cruz sin carné y seguro, además portaba sustancias estupefacientes

Los agentes de la Unipol le dieron el alto debido a que comprobaron que el vehículo en el que circulaba carecía del seguro obligatorio en vigor.

Agentes de la Unipol de Santa Cruz de Tenerife detuvieron días atrás a un varón de 44 años de edad, identificado como G.M.M., por posesión de sustancias estupefacientes y por circular en un vehículo sin carné de conducir, ni seguro obligatorio.

Los hechos tuvieron lugar cuando un coche patrulla realizaba sus funciones en la capital y los agentes detectaron que la matrícula de un vehículo que se encontraba en movimiento aparecía en el rastreador como carente del seguro obligatorio. Por ello, procedieron a dar el alto al conductor, quien inicialmente se identificó con un carné de conducir caducado.

Tras comprobar que la fotografía del documento aportado no se correspondía con la imagen del conductor del vehículo, los policías le solicitaron que aportara su número de DNI, fecha de nacimiento y domicilio, comprobando que este no coincidía con el que había presentado inicialmente como permiso de circulación.

Después de un cacheo superficial, los agentes hallaron un DNI cuya foto sí se corresponde con la identidad del conductor, por lo que éste admitió que no poseía carné de conducir y presentando el que se encontraba caducado desde el pasado 11 de diciembre cuando cualquier agente de la autoridad le requiere el mismo.

Tras una primera inspección ocular del vehículo, que quedó inmovilizado, los agentes actuantes solicitaron apoyo de la sección canina de la Policía Local para la búsqueda de sustancias estupefacientes. Los perros detectaron, escondidas en la guantera del vehículo, un bolso negro con 44 trozos, 9 bellotas y 3 planchas de hachís, 18 envoltorios de cocaína, 1 envoltorio de cristal, 3 teléfonos móviles y 447,40 euros en metálico.

Los agentes procedieron a la inmediata detención de este individuo por la comisión de un delito de tráfico de sustancias estupefacientes y otro de usurpación de estado civil, por lo que fue trasladado hasta un centro médico para la expedición de un parte facultativo y, desde allí, a las dependencias policiales para su puesta en manos de la autoridad judicial.

El vehículo intervenido fue trasladado por una grúa hasta el Depósito Municipal, mientras que las sustancias y el resto de efectos hallados por la unidad canina fueron requisados como posibles pruebas de un delito contra la salud pública.

 

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*