Bomberos de Tenerife rescata a un hombre perdido en Los Gigantes, entre otras actuaciones este fin de semana

Bomberos del Parque de San Miguel de Abona y voluntarios de Santiago del Teide rescataron ayer domingo, 31 de enero, a las 19.46 horas, a un hombre que se había desviado del camino en un sendero del acantilado de Los Gigantes. 

El propio afectado llamó para pedir ayuda. Se desvió del sendero a una zona de difícil acceso y no podía seguir por miedo a caerse. Los bomberos consiguieron localizarle. Accedieron hasta él y le acompañaron hasta una zona segura.

Además, efectivos del Parque de Santa Cruz y bomberos voluntarios de Güímar, acudieron ayer a las 18.31 horas, a un accidente de tráfico localizado en la TF-523 (por el bodegón Los Loros), en Arafo.

Al llegar al lugar comprobaron que el vehículo había colisionado contra una señal de carretera y había dos afectados que estaban siendo atendidos por los sanitarios del SUC. Los bomberos se mantuvieron en el lugar para restablecer la circulación y colaborar con el saneamiento de la vía.

Por otro lado, bomberos de Icod de los Vinos y voluntarios de Ycoden-Daute, fueron alertados, a las 18.52 horas, por un incendio declarado en basuras y rastrojos en la TF-366 (trasera del restaurante Los Faroles), en Icod de los Vinos.

La Policía Local ya estaba en el lugar del incidente y les facilitó la accesibilidad necesaria  para que pudieran aparcar el camión. Comprobaron que se trataba de un incendio de basuras y de restos de poda. Estaba ardiendo y generando una nube de humo. Procedieron con su rápida extinción con agua y removiendo los restos con rastrillos para poder sofocarlo con éxito.

Finalmente bomberos del Parque de San Miguel de Abona fueron activados por un accidente de tráfico en la TF-66 (Valle San Lorenzo-Las Galletas), en Arona.

El vehículo había volcado lateralmente y la conductora estaba fuera del mismo. Tras realizar una valoración a la afectada comprobaron que no había peligro de incendio en el vehículo y se pusieron con las labores de limpieza de la vía.

Todos los servicios fueron gestionados a través de la Central de Coordinación de Bomberos en el 1-1-2.