La Policía Local de Santa Cruz ha tramitado 48 actas por incidencias durante la última semana

Sin contabilizar las relativas a la tenencia o consumo de sustancias estupefacientes, una decena de ellas se contabilizaron durante la noche de las hogueras de San Juan.

El cierre nocturno de playas elimina los principales focos de “botellones”, aunque el cambio al nivel de alerta 3 obliga a controlar de nuevo aforos e interior de los locales.

La Policía Local de Santa Cruz tramitó, la última semana, un total de 48 actas por diversas infracciones, entre ellas las relativas a incumplimientos de medidas sanitarias preventivas. Esta semana se ha visto condicionada por dos cuestiones: la primera la celebración de las hogueras de San Juan el pasado miércoles, que se saldaron con una decena de actas, en su mayoría por desobediencia o falta de respeto a las indicaciones de los agentes; y, en segundo lugar, con el decreto de cierre de los accesos a las vías y estacionamientos de las principales plazas y zonas de baño del municipio en horario nocturno.

La concejala delegada de Seguridad Ciudadana y Vial del Ayuntamiento santacrucero, Evelyn Alonso, coincidió en la valoración sobre el comportamiento mayoritario de la ciudadanía en la capital tinerfeña. “Ha sido una semana complicada por la coincidencia de la celebración de las hogueras, el cambio de nivel de alerta sanitaria impuesto por el Gobierno de Canarias a nuestra isla y la puesta en marcha de nuevas medidas de control en el municipio, pero creo que la mayor parte de la gente ha sabido qué hacer y cómo compatibilizar todas estas situaciones con responsabilidad”, explicó la edil.

De hecho, esta medida del cierre nocturno ha provocado la “desactivación” de los principales puntos en los que se desarrollaban las actividades consumo de bebidas alcohólicas en las vías públicas. El total de actas tramitadas por este motivo ha sido de 11 casos, circunscritos a otros puntos del municipio como el parque de Las Indias, parque Las Mesas o carretera de Tahodio. Si fue necesario intervenir ante las molestias causadas en fiestas celebradas en domicilios, atendiendo una treintena de casos de este tipo.

El cambio del nivel de alerta sanitaria activo desde la madrugada del pasado viernes también ha supuesto reforzar, de nuevo, los controles en las actividades en el interior de los locales de restauración y hostelería. Del mismo modo se ha reducido su aforo exterior y también se ha intentado controlar estas cuestiones. En total se han levantado actas de infracción a cinco locales por incumplir el horario de cierre; tres por no respetar los aforos máximos permitidos, y 10 al mantener su actividad con clientes en el interior de los mismos, cuestión que ahora mismo está prohibida.

Durante el horario diurno en dos de los quioscos de la playa de Las Teresitas fue necesaria la actuación policial para hacer respetar la normativa. En uno de los casos ante la permisividad del personal en cuanto al respeto de distancias de seguridad y uso obligatorio de mascarilla, así como por dejar a la clientela que bailara en la zona. En el otro caso, se acude por requerimiento de múltiples personas por el volumen de la música en uno de los negocios. Se comprobó que incumplía las limitaciones de ubicación para mesas y sillas e incluso había actividad musical con DJ a un volumen molesto para el resto de usuarios de la playa.

Una semana más fue necesario levantar actas a varios establecimientos o multitiendas que funcionan como locales de 24 horas, por el incumplimiento de los horarios de cierre o la carencia de la licencia para dicha actividad.

Por último, y relacionadas con la prevención en el consumo y tenencia de sustancias estupefacientes no incluidas en la relación de incidencias sanitarias, se tramitaron 29 actas de infracción por este motivo.