Noticias Tenerife El gobierno de Arona creará un ‘Órgano Ambiental’ que le dará independencia en proyectos territoriales

- Publicidad -

El gobierno de Arona creará un ‘Órgano Ambiental’ que le dará independencia en proyectos territoriales

De aprobarse de manera definitiva este miércoles, el Órgano Ambiental de Arona estará adscrito al Área de Urbanismo y operará de forma transversal a todo el ayuntamiento, será autónomo y sus miembros deberán garantizar "objetividad e imparcialidad".

El Ayuntamiento de Arona ha convocado un pleno para el miércoles 29 de mayo, en el que se incluirá la propuesta de aprobación definitiva del reglamento para la creación de su propio Órgano Ambiental Municipal (OAA). Este órgano tendrá la responsabilidad de realizar análisis ambientales de todas las propuestas de desarrollo urbanístico o territorial que puedan tener un impacto en el medio ambiente y que requieran una evaluación ambiental para continuar con los procedimientos administrativos correspondientes.

El proceso para la creación de este órgano comenzó en octubre pasado. Desde la perspectiva del gobierno, representa “un avance importante” en el objetivo de equilibrar el desarrollo urbanístico y territorial del municipio con el respeto al medio ambiente y la sostenibilidad.

El concejal de Urbanismo, Luis García, declaró: “Queremos poder prever y adelantarnos a todas las posibles afecciones al medioambiente que puedan presentar las iniciativas que se planteen en Arona, y hacerlo con antelación suficiente para poder identificar y corregir esas afecciones o riesgos de manera adecuada”.

La alcaldesa de Arona, Fátima Lemes, subrayó que “el Órgano Ambiental Municipal es una herramienta que supondrá una mejora en la gestión de los proyectos y planes, permitiendo que se hagan de manera más ágil y eficaz”.

El OAA estará vinculado al Área de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de Arona, pero no formará parte de su estructura jerárquica, garantizando así su autonomía orgánica y funcional, lo que asegurará la independencia total de sus miembros al emitir sus conclusiones sobre los expedientes. Este órgano se regirá por un reglamento y no tendrá participación política debido a su naturaleza técnica.

El OAA estará compuesto por un máximo de tres miembros, con voz y voto, y sus respectivos suplentes. Su designación se basará en criterios de autonomía, especialización y profesionalización contrastada. Además, los miembros de este órgano deberán demostrar y garantizar su independencia, imparcialidad y objetividad.

Antes de cada sesión, tendrán que firmar una declaración responsable en la que afirmen que no están incursos en ninguna causa de incompatibilidad, abstención y/o recusación previstas en la legislación de aplicación, así como por razón de actividad pública-privada en materia de planeamiento, tanto en el ámbito territorial, como urbanístico o medioambiental.

Los miembros del Órgano Ambiental de Arona deberán ejercer sus funciones teniendo en cuenta los principios de celeridad y eficacia procedimental, con estricto sometimiento a la Ley y al Derecho.

Para promover la transparencia, el reglamento del OAA permite que los promotores de los planes, programas o proyectos presentados puedan asistir a las sesiones de evaluación y análisis, y aunque no puedan votar, sí podrán hablar, ya que el consistorio considera “fundamental” la colaboración público-privada en la coordinación de los proyectos que buscan participar en el desarrollo territorial de Arona.

Según Luis García, este órgano “se convertirá en una herramienta municipal básica e indispensable para la protección del medio ambiente, que garantizará la adecuada prevención de los impactos ambientales de todos los planes, programas o proyectos, al tiempo que obligará a tener en consideración el cambio climático y a establecer medidas de minimización o compensación de impactos en relación al mismo”.

García también aclaró que este órgano no supondrá un obstáculo adicional o un trámite que pueda complicar o retrasar la tramitación de autorizaciones urbanísticas. Al contrario, “queremos que esta administración pueda tomar las riendas en materia medioambiental y anticiparse a la identificación de riesgos o impactos para evitar o minimizar afecciones y, al mismo tiempo, para evitar escollos que pudieran entorpecer o impedir la aprobación definitiva de planes, programas o proyectos en fases más avanzadas de tramitación”.

Actualmente, para resolver cualquier cuestión ambiental de planes, programas o proyectos, el Ayuntamiento de Arona debe recurrir al órgano ambiental del Gobierno de Canarias, según un convenio firmado en 2022. Este proceso puede generar demoras y retrasos en la tramitación de los expedientes debido a la confluencia de propuestas de otras administraciones públicas.

Sin embargo, García afirmó que “el Ayuntamiento de Arona posee entidad, medios y capacidad para poder sostener un órgano de esta importancia” y subrayó que su puesta en marcha permitirá al consistorio “ser totalmente independiente en la gestión de sus proyectos territoriales”.

Según lo explica el grupo de gobierno, las evaluaciones ambientales de los planes, programas y proyectos que sean objeto de evaluación ambiental por parte del Órgano Ambiental de Arona se realizarán de acuerdo con lo establecido en la normativa europea, la legislación básica estatal y la normativa autonómica que resulte de aplicación en cada momento.

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias