Noticias Tenerife ¿Puede España escapar de los posibles apagones eléctricos de este invierno?

¿Puede España escapar de los posibles apagones eléctricos de este invierno?

En 2021, aún bien metidos en el caos que supuso la crisis COVID en todo el mundo, algunos expertos vaticinaban un año lleno de apagones energéticos en toda Europa. Este cataclismo nunca se produjo en el 2021, por lo que muchos señalaron que sería 2022 el año en el que las redes eléctricas se terminarían de saturar. Sin embargo, ya hemos entrado en el nuevo año y España no ha sufrido aún ningún corte de red. ¿Qué ha ocurrido?.

Pero primero, ¿por qué se pensaba que iba a haber apagones en primer lugar?

Esta es una pregunta compleja y en la que entran muchos factores. En líneas generales, la Unión Europea ha tenido que replantearse el origen de su suministro de gas a raíz de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Antes, una gran parte de este combustible procedía del país de Putin – aproximadamente el 41% – y, tras las sanciones impuestas por la Unión Europea, los niveles importados al continente han caído drásticamente – rondan ahora el 7.5%.

Los países miembros de la UE han tenido que poner en marcha planes de contingencia para garantizar el abastecimiento. Estos planes han consistido tanto en buscar proveedores alternativos como en reducir el consumo energético en la medida de lo posible.

Y, ¿por qué aún no hemos presenciado ningún apagón?

Países como Austria o Reino Unido están teniendo serias dudas sobre si sus reservas limitadas de combustibles fósiles podrán hacerle frente al frío polar que se espera en las próximas semanas. Los hogares ya han sido avisados de estos posibles apagones, aunque no hay mucho que puedan hacer en caso de que ocurran.

España, por su lado, no ha tenido un gran problema ya que nuestro país tiene cerca del 40% de la capacidad de gasificación europea y está poco interconectada con la red eléctrica del resto del continente. Además, el gran número de iniciativas renovables y una necesidad industrial menor que la de otros países hacen que un apagón total sea más que improbable. Lo que sí que es probable, según apuntan algunos expertos, es la necesidad de un racionamiento energético controlado para garantizar reservas.

Y, ¿qué pueden hacer los hogares en caso de darse uno de estos apagones, ya sean controlados o totales?

Aunque no hay mucho que los hogares puedan hacer para luchar directamente contra el desabastecimiento energético, hay ciertos consejos que los países del norte de Europa ya han dado a sus ciudadanos en caso de apagón.

Tener en casa comida no perecedera, comprar linternas y buenas mantas, o tener suficientes pilas de tipo AAAA o AA (de las más comunes) son algunas de las cosas que puedes hacer para garantizar tu comodidad en caso de que la red eléctrica falle. Aunque parecen trucos sencillos, lo cierto es que asegurarte calor y algo de luz durante momentos en los que no puedas acceder a la red eléctrica o gozar de calefacción es lo único que puedes hacer.

Además, en caso de darse un apagón total no controlado – caso que, como hemos comentado, es poco probable en España – es importante limitar las salidas nocturnas y estar dentro de nuestros hogares lo máximo posible una vez que se ponga el sol. Esto ayudará a garantizar tu seguridad, ya que las zonas sin luz suelen ser las más peligrosas en cuanto a asaltos y robos.

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores