Interior creará grupos de delitos de odio dentro de la Policía Nacional y de la Guardia Civil

Pedro Sánchez ha presidido la Comisión de Seguimiento del Plan de Acción de Lucha contra los Delitos de Odio, que ha analizado las nuevas medidas que se desarrollarán en el periodo 2022-2024.

El Ministerio del Interior creará grupos específicos contra los delitos de odio dentro de la Comisaría General de Información y de las brigadas provinciales de Información de la Policía Nacional, así como en la Jefatura de Información de la Guardia Civil y en unidades periféricas.

Esta es una de las medidas aprobadas en la Comisión de Seguimiento del Plan de Acción de Lucha contra los Delitos de Odio, que se ha reunido este viernes bajo la presidencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y en la que se ha analizado las líneas de acción del plan que estará vigente durante el trienio 2022-2024.

Este nuevo plan establecerá ocho líneas de acción prioritarias e introducirá nuevas medidas complementarias al primer plan aprobado en marzo de 2019, vigente hasta 2021, que dotaba de instrumentos a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado ante los delitos e incidentes de odio, con un crecimiento constante en torno al 9 por ciento anual desde 2014.

La asistencia y apoyo a las víctimas constituirá el eje central del segundo plan de acción, con medidas que se concretarán en las próximas semanas. Se reforzarán también los mecanismos de coordinación entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado con las policías autonómicas y locales y se incidirá en la prevención del delito mediante el desarrollo de herramientas de evaluación de riesgo, un procedimiento que ya se aplica en el sistema VioGén de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género.

La Comisión ha aprobado también el aumento de los recursos personales de la Oficina Nacional de Lucha contra los Delitos de Odio, creada en 2018.

MEJORA DE LA FORMACIÓN

Se mantendrán iniciativas ya incluidas en el primer plan, cuya evaluación ha resultado positiva, como el impulso de la formación y sensibilización de los miembros de las fuerzas y cuerpo de seguridad en la lucha contra los delitos de odio.

Durante su intervención, el ministro Grande-Marlaska ha incidido en la importancia de estrechar aún más los lazos con organizaciones e instituciones de todos los ámbitos y ha agradecido expresamente su contribución al tercer sector. “Su colaboración ha sido clave para la puesta en marcha del primer plan de acción y estamos decididos a incentivar aún más su participación y a escuchar sus propuestas”, ha manifestado. “Debemos trabajar específicamente también para atajar los delitos de odio motivados por antigitanismo, que sufrieron un incremento superior al 57% en 2020”, ha añadido.

En la reunión de este viernes, celebrada en la sede de la Oficina Nacional de Delitos de Odio, en Madrid, han estado presentes, además del presidente del Gobierno y del ministro del Interior, el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, los dirigentes de la Oficina de Nacional de Lucha contra los Delitos de Odio y mandos de Policía Nacional y Guardia Civil.

También han participado Boti García, directora general de Diversidad Sexual y LGTBI, del Ministerio de Igualdad; Fernando Rodríguez, coordinador contra los delitos de odio y discriminación de la Fiscalía de Sala; Karoline Fernández, directora del Observatorio Español Contra el Racismo y la Xenofobia; Carlos Daniel Casares, secretario general de la FEMP; Esteban Ibarra, del Consejo de Víctimas de Delitos de Odio; Ana Blanco, del Observatorio para la Libertad Religiosa; Uge San Gil, presidenta de la Federación Española de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales; Luis Cayo, presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI); y Rufino Tirado, de LGTBIpol, Agentes de la Autoridad por la diversidad.