La Palma | Finaliza la emergencia y comienza la recuperación tras atender a más de 10.000 personas

La Palma

Con la bajada de nivel del estado de la emergencia, desde el 1 de febrero, Cruz Roja dirige sus recursos hacia la recuperación de la isla.

En todo este tiempo, la Organización ha realizado 10.411 atenciones, de las cuales 5.407 se han dirigido a mujeres.

La respuesta que Cruz Roja ha realizado y continúa desarrollando en La Palma va mucho más allá de los 85 días de erupción del volcán. Semanas antes a la misma y enmarcado en las actividades de preparación y alerta temprana ante emergencias los equipos de Cruz Roja ya se encontraban en la isla planificando los distintos escenarios posibles para lograr la mejor respuesta a la emergencia en caso de producirse. El 19 de septiembre, Cruz Roja activa todas sus capacidades previstas para atender a la población por erupción del volcán, y comienza albergar a los primeros evacuados en el acuartelamiento de El Fuerte, en Breña Baja, por donde pasaron 456 personas en los primeros cuatro días de emergencia. Las personas evacuadas, a partir de entonces, fueron trasladadas a diferentes hoteles donde a día de hoy permanecen alojadas más de 500 personas.

Cubierta la primera necesidad de alojamiento, y de distribución de productos básicos de alimentación, vestimenta o higiene, la atención pasó a concentrarse en los siguientes niveles de necesidad de la población afectada, que pasaban por la atención psicosocial, la asistencia sanitaria ordinaria (especialmente en personas mayores o con patologías previas), los desplazamientos, los acompañamientos para la retirada de enseres personales en las zonas evacuadas o la limpieza de ceniza (más de 11.500 limpiezas). Esta última actividad, enfocada a la mitigación y reducción de riesgos en las viviendas afectadas.

Cruz Roja ha participado activamente como integrante del comité director del PEVOLCA, y en coordinación con el Puesto de Mando Avanzado para la gestión de sus recursos y coordinación operativa de servicio. Mediante la Célula Logística, los equipos desplegados se organizaban el avituallamiento de todo el personal interviniente en la emergencia (no sólo de Cruz Roja), llegando a repartirse más de 127.500 raciones de comida, y se han realizado las compras de las más de 218.000 equipos de protección individual entregados a la población (mascarillas, gafas de protección, etc.), y los 1.328 kits de limpieza para viviendas.

Las entregas de ayudas económicas, realizadas desde el mismo mes de septiembre, supusieron el primer paso para la recuperación de la población palmera, a quienes se les entregaban diferentes cuantías económicas para su independencia en la compra de productos. Hasta la fecha, se han entregado más de 1.600 tarjetas de compra, 2.200 tarjetas monedero, y cerca de 400 tarjetas de gasolina, además de aportar más de 885 ayudas extraordinarias para el alquiler a familias afectadas por el volcán. Del mismo modo, gracias a los más de 5,5 millones de euros recaudados para la emergencia y donados por la sociedad, se han podido realizar también compras de electrodomésticos, mobiliario, material escolar, material tecnológico (tablets y portátiles para el refuerzo escolar), o enseres básicos de hogar que permiten a las familias disponer de lo básico para retomar la normalidad en sus hogares.

Más de 1.400 personas también solicitaron la asistencia gratuita y psicológica del servicio telefónico de ‘Cruz Roja Te Escucha’, disponible en el ámbito nacional, pero que desplegó una línea específica para La Palma. El personal interviniente en la emergencia, también pudo participar en sesiones de ventilación emocional con el mismo objetivo; se organizaron 21 sesiones de dos horas, con cerca de 200 personas de 13 organizaciones distintas.

La atención a la infancia ha estado presente en todas las fases de la emergencia: desde la entrega de material escolar, juegos y juguetes durante la estancia en el acuartelamiento de El Fuerte, hasta la puesta en marcha de un refuerzo educativo con el proyecto ‘Promoción del éxito escolar’ o la creación del espacio ‘Sonrisas libres’, un espacio de dinamización donde los niños, niñas y jóvenes pueden encontrar un hueco de diversión y juego que les evade de la situación de emergencia, con una programación de actividades mensual que incluyen cinefórum o manualidades.

Así, se han conseguido realizar 10.411 atenciones hasta el 31 de enero.

El voluntariado desplegado

Cruz Roja ha demostrado una fortaleza única y capacidad de respuesta inmediata que sólo es posible gracias a la labor de su voluntariado, preparado en todo el territorio para dar una respuesta rápida y eficaz en cualquier parte. Así, han participado 474 personas de la Organización, que han desarrollado más de 16.000 horas de actividad, en su mayoría, provenientes del propio archipiélago. No obstante, la práctica totalidad de las provincias españolas colaboraron en la emergencia.

La labor de Cruz Roja continúa

Una vez superada la fase de emergencia, Cruz Roja ya está completamente dedicada a la fase de recuperación de la isla, si bien esta fase ya se inició en la semana siguiente a la erupción del volcán con el diseño de una cartera de proyectos que según la evolución de la emergencia ha ido incluyendo las medidas específicas para la recuperación a medio y largo plazo de los palmeros y palmeras. A día de hoy, está contemplados 33 proyectos definidos en La Palma que cuentan con medidas para la cobertura de necesidades básicas, la rehabilitación de las viviendas, o medidas específicas para el empleo o la educación de los niños, niñas y jóvenes de la isla, entre otras. Entre las últimos e innovadores proyectos implantados se encuentra el proyecto para la recualificación profesional de jóvenes para el socorrismo acuático.

 

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram