Revólver vuelve a conquistar La Orotava con cartel de “no hay entradas”

Revólver ofrece este sábado un concierto en el Auditorio Teobaldo Power para el cual se han agotado las entradas.

Lo ha vuelto a hacer. El “pistolero” ha conquistado una vez más La Orotava con el cartel de “no hay entradas”.  El grupo español de pop-rock Revólver, fundado y liderado por el músico y compositor madrileño Carlos Goñi, ofrece este sábado un concierto en el Auditorio Teobaldo Power con el lleno asegurado. La cita, que será a partir de las 21:00 horas, promete un encuentro lleno de nostalgia, recordando sus clásicos, pero también de sorpresas con la presentación de dos temas totalmente inéditos.

A Revólver le gusta La Orotava. Ya estuvo en la Villa en los años 2013 y 2016, dentro del Festival ‘La Orotava Suena’, y ahora regresa a tierra norteña de la mano del Búho Club. En este ocasión, lo hace dentro de su nueva gira para presentar el más especial e inesperado de sus trabajos discográficos: Básico IV.

Este nuevo proyecto fue grabado en vivo durante un concierto en el Teatro Price de Madrid, donde la banda pilló por sorpresa a un público entregado que desconocía lo que estaba sucediendo. La grabación supuso el broche de oro a la celebración de las bodas de plata del Básico I, y un punto y seguido en la sólida trayectoria musical del grupo.

Básico IV llega trece años después de la salida del anterior disco acústico firmado por Revólver. El trabajo, que salió a la venta el pasado 10 de mayo en formato disco-libro, incluye un CD de audio con 13 temas que nunca antes se habían grabado en un disco y un DVD con 18 canciones, dos de ellas inéditas y tres versiones de canciones incluidas en el Básico I. El proyecto, en el que Carlos Goñi ha puesto tanto cariño, también incluye fotografías de la grabación del concierto realizadas por Irena Bernard y textos escritos del puño y letra del propio “pistolero”.

Un encuentro cara a cara

Sin duda, la mejor forma de conocer el ADN de cada uno de los temas que conforman la carrera de Revólver es con un encuentro cara a cara y sin intermediarios con Carlos Goñi y su banda. Un vis a vis como el que está a punto de cocerse en La Orotava.