CC-PNC reclama celeridad para solventar el vertido de aguas del Polígono Industrial de Güímar

Polígono Industrial de Güímar

Carlos Alonso critica la ausencia de Pedro Martín para buscar el consenso con los ayuntamientos de Arafo, Candelaria y Güímar.

 Recuerda que el PSOE y Ciudadanos se opusieron a la construcción de la depuradora de La Campana, que es ahora la solución transitoria.

Agradece el esfuerzo del Consejo Insular de Aguas de Tenerife, que viene trabajando desde el anterior mandato para resolver el problema.

El grupo de CC-PNC del Cabildo de Tenerife reclama mayor celeridad para la puesta en marcha de la Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales (Edari) del Polígono Industrial de Güímar para acabar con los vertidos de aguas al mar. El portavoz nacionalista, Carlos Alonso, señala que “es necesario que la Edari entre en funcionamiento a la mayor brevedad posible. Tanto la Edari del Polígono Industrial como la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Güímar estaban previstas y licitadas desde el anterior mandato, pero como otras muchas cosas, se ha ralentizado o paralizado con la llegada del PSOE y Pedro Martín. La realidad es que tres años después siguen sin funcionar”.

Carlos Alonso recuerda que “en el anterior mandato, con Manuel Martínez (PSOE) al frente del área de Aguas, buscamos la solución a los problemas de los vertidos a través del acuerdo con Acuaes. Y teníamos previstas todas las actuaciones para acabar con los vertidos en Tenerife a través del Consejo Insular de Aguas, que realiza una labor extraordinaria. Sin embargo, cuando llegó Pedro Martín quiso romper todo lo anterior y se opuso a la construcción de la Edari del Polígono La Campana, que es hoy la solución transitoria para tratar las aguas del Polígono de Güímar”.

“El problema de los vertidos es muy serio y tanto el PSOE como Ciudadanos votaron en contra de la Edari de La Campana por rencor político y animadversión hacia Coalición Canaria y el alcalde de El Rosario, Escolástico Gil. Nosotros logramos que el Cabildo destinase los 1,5 millones de euros para su construcción y ahora resulta que es una solución transitoria para los vertidos de Güímar. Es un ejemplo más de la falta de gestión del actual grupo de gobierno”.

Al respecto, hay que señalar que el Gobierno de Canarias va a prorrogar la autorización para el vertido al mar desde el Polígono de Güímar hasta que entre en funcionamiento la Edari. Así, eso obliga a transportar a la Edari de La Campana 360 metros cúbicos diarios del caudal de agua residual que genera el Polígono de Güímar, lo que supone un coste que ronda los 300.000 euros, aproximadamente, para los ayuntamientos.

“En Tenerife ahora no hay liderazgo. Los tres ayuntamientos del Valle de Güímar están solos y el Cabildo no aparece como impulsor y mediador de las soluciones. ¿Dónde está Pedro Martín? Es evidente que Tenerife cada vez está peor y que es necesario un cambio”, sentencia Carlos Alonso.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram