Paralizan el desalojo de 6 familias vulnerables en el edificio Candil de San Isidro

En la mañana de hoy varias familias se pusieron en huelga de hambre frente el Ayuntamiento de Granadilla ante el inminente desalojo de un edificio en San Isidro.

La mediación de Servicios Sociales de Granadilla y el Instituto Canario de la Vivienda lograron detener el desalojo de seis familias en estado de vulnerabilidad, quedando por resolver la situación de otras 12 familias que habitan en el edificio.


El portavoz y uno de los perjudicados indica que “Estamos pidiendo que nos regularicen un contrato de alquiler, el promotor perdió el edificio y pasó a manos de La Caixa, ahora el banco no quiere solucionar nada con los inquilinos y nos quieren desalojar el día 5 de julio sin darnos ninguna opción”.

Estas personas piden un plazo para poder solventar su situación o les hagan un contrato de alquiler, en un principio estaban afectadas 23 familias de la cuales quedan 18,ahora gracias a la mediación lograda esta mañana en los juzgados de Granadilla, 6 de ellas no serán desalojadas.

La concejala de Servicios Sociales de Granadilla de Abona, María de la O, nos comenta que, “Estamos trabajando con la situación de estas personas desde febrero, hemos llevado un proceso bastante largo, estamos valorando en Servicios Sociales a todas estas personas, estamos trabajando conjuntamente con La Caixa y el Gobierno de Canarias, hemos hechos los informes de todas las familias y hay 6 familias vulnerables, hoy hemos estado en los juzgados y estamos esperando que le envíen la notificación a estas familias que no serán desalojadas”.

En vista de la situación las personas que estaban frente al Ayuntamiento de Granadilla, levantaron la huelga de hambre a la espera de los próximos acontecimientos.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram