La parada preferente de San Isidro mueve un millón de usuarios cada año

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, ha visitado la nueva parada preferente de guaguas de San Isidro (Granadilla), puesta en servicio el pasado miércoles. El mandatario insular ha comprobado la disposición de la infraestructura a través de la cual se realizan 331 operaciones al día, lo que en jornadas laborables supone una media de pasajeros que oscila entre 2.700 y 3.000 usuarios  diarios. Alonso estuvo acompañado durante la visita por el alcalde de Granadilla de Abona, José Domingo Regalado.

El presidente de la Corporación insular recordó la apuesta del Cabildo por el refuerzo de los servicios de transporte público en el sur de Tenerife, ámbito en el que se ha venido trabajando especialmente en los últimos años. Además, destacó que esta nueva dotación permitirá reordenar mejor el tránsito de pasajeros en un punto clave que mueve, aproximadamente, cerca de un millón de pasajeros anuales. Por último, precisó que personal de Titsa ha informado estos días a los usuarios en la propia parada de los cambios efectuados.

El alcalde de Granadilla de Abona, José Domingo Regalado, señaló “que con la puesta en funcionamiento de la parada preferente se ha conseguido dar respuesta a una demanda histórica”. “Esta obra es importante sobre todo por la mejora en seguridad, ya que no se tendrá que cruzar hasta el otro lado de la TF-1  para coger una guagua en dirección a Santa Cruz; por lo tanto, se ha avanzado en movilidad, accesibilidad y seguridad vial, teniendo en cuenta además la cercanía del centro de salud y el Servicio de Urgencias, que entró en funcionamiento en octubre del año pasado”.

Esta infraestructura dispone de una superficie de 1.600 metros cuadrados y será el principal punto de intercambio de pasajeros del transporte público en la zona. La nueva parada es única para ambos sentidos de circulación, por lo que la operativa en dirección Santa Cruz de Tenerife y sur de la Isla se realiza en el mismo lugar.

En total, nueve líneas (110, 111, 408, 409, 410, 411, 415, 450 y 711) operan en esta nueva parada. La obra ha supuesto una inversión de 248.914 euros e implica una mejora importante de la movilidad y accesibilidad para los usuarios del transporte público que a partir de ahora, no tendrán que desplazarse a otras paradas para hacer trasbordo. Asimismo, incrementa la seguridad de los clientes porque evita el riesgo de cruzar por vías con un tráfico intenso.

La nueva infraestructura cuenta con seis dársenas para guaguas, cuatro marquesinas, dos pantallas informativas y tótem con la descripción de las líneas. Esta iniciativa se enmarca dentro del plan puesto en marcha en 2017 con el que el Cabildo quiere mejorar más de 400 paradas de guaguas de Tenerife, y que dispone de un presupuesto de 9,8 millones de euros.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram