El gobierno de Arona desbloquea la financiación para las tres últimas obras de su hoja de ruta de inversiones de 2021

El Pleno ha dado el visto bueno a los fondos para terminar los centros cívico y cultural de Las Galletas y Buzanada, respectivamente, además de la reforma del estadio y del proyecto de la Casa del Mar (Los Cristianos) como centro integral de mayores. En total, 2,28 millones de euros de un paquete de 6,1 millones presentado en abril por el gobierno que preside José Julián Mena y que había sido inicialmente bloqueado por concejales socialistas y de la oposición. No obstante, en los últimos meses, el gobierno municipal ha logrado ir aprobando este plan hasta culminar hoy con la dotación necesaria. 

La oposición ha planteado un conjunto de propuestas que ha contado con el apoyo del gobierno municipal. No obstante, se trata de adquisiciones de suelo o redacciones de proyectos que no disponen, siquiera, de tasación o valoración y cuyos plazos de tramitación en lo que queda de año hacen “prácticamente imposible su culminación, algo que la oposición conoce, con lo cual está destinando recursos públicos que no se van a poder ejecutar y que tendrán que pasar al remanente de tesorería, ya que legalmente decaen al finalizar el ejercicio presupuestario”, ha explicado el portavoz del grupo de gobierno, Leopoldo Díaz Oda.

El gobierno de Arona, presidido por su alcalde, José Julián Mena, ha sacado adelante esta tarde-noche las tres obras que faltaban en la hoja de ruta de inversiones públicas para 2021 que planteó en abril y que, en aquella ocasión, fue bloqueado por la oposición y por seis concejales socialistas.

Se trata de 2,28 millones de euros que permitirán finalizar el centro cívico de Las Galletas, habilitar el nuevo centro cultural de Buzanada, reformar el estadio Antonio Domínguez y redactar el proyecto de la Casa del Mar en Los Cristianos para su conversión en un centro integral de mayores.

Esa cantidad es parte de plan de inversiones, que ascendía en total a 6.137.553 euros y que contempla, además, la urbanización de la zona deportiva de Valle San Lorenzo, el parque urbano de Las Rosas, la reforma del pabellón polideportivo de Arona casco para la práctica del hockey o la cubierta del pabellón de Las Galletas.

Todas fueron vaciadas de financiación con el voto de cuatro concejales socialistas, de Coalición Canaria, Partido Popular, Ciudadanos por Arona, Sí Podemos Arona y uno no adscrito, mientras que tres ediles –dos del Grupo Socialista y uno de Ciudadanos- se ausentaron.

Díaz Oda: “Exigen de cara a la opinión pública y aquí bloquean los fondos”

El resultado fue la posible paralización de todas ellas y el alto riesgo de que la corporación afrontara el pago de indemnizaciones millonarias, ya que se trata de obras licitadas y adjudicadas correctamente. En ella ocasión, el propio alcalde advirtió de que la corporación estudiaría que los ediles responsables afrontaran el pago de esas indemnizaciones con su propio patrimonio.

No obstante, en los últimos meses el grupo de gobierno ha ido logrando su aprobación hasta culminar hoy con las tres que faltaban, además de dar su apoyo a una propuesta de la oposición para destinar 4,6 millones de euros a diversas partidas, como la redacción de proyecto o la adquisición de propiedades y suelo.

Estas últimas requieren de todo un procedimiento previo, como el de su tasación, que hace muy difícil dotarlo a priori de una partida económica. A pesar de ello, la oposición ha insistido en destinar recursos públicos anticipados a esto, lo que ha llevado al portavoz del grupo de gobierno –Grupo Socialista-, Leopoldo Díaz Oda, a advertir de que es “prácticamente imposible su culminación, algo que la oposición conoce, con lo cual está destinando fondos a algo que no se va a poder ejecutar y que tendrá que pasar al remanente de tesorería, ya que legalmente decaen al finalizar el ejercicio presupuestario. Es decir, que no se puede continuar con la tramitación cuando acabe este año”.

El portavoz, además, ha explicado que “no quieren que el municipio avance. No solo este retraso innecesario para acabar apoyando la iniciativa del grupo de gobierno, sino que exigen mejoras de cara a la opinión pública y después vienen a este pleno y se niegan a dotar de fondos a aquello que piden”.