CSIF llama a la huelga a la totalidad de empleados del Ayuntamiento de San Miguel de Abona

La convocatoria realizada en solitario por el sindicato mayoritario, tendrá lugar a partir del día 5 de julio de 2021.

Antonio Manuel Rodríguez Gómez manifiesta su sorpresa ante este preaviso de huelga, puesto que las peticiones a las que se hace mención en el comunicado del CSIF aún no han sido objeto de negociación y, por tanto, no se puede hablar de rechazo ninguna de las propuestas planteadas.

El Sindicato CSIF ha convocado preaviso de huelga para todos los empleados públicos, personal laboral, en la totalidad de los centros de trabajo adscritos al Ayuntamiento de San Miguel de Abona, que en principio durará desde julio hasta final de agosto, sin descartarse que la situación prosiga mucho más allá del período estival.

La razón de tal preaviso de huelga, que tendrá con total seguridad unas consecuencias nefastas para los vecinos de San Miguel que acudan al Ayuntamiento del sur de la isla de Tenerife, es según palabras del propio sindicato, “la falta de respeto constante por parte del Ayuntamiento hacia los derechos de todos los empleados, rompiendo con cualquier presunción de buena voluntad negocial, y sin que exista un atisbo real de solventar problemas de urgente solución para todos los empleados”.

Los motivos que alude el sindicato CSIF para haber llegado a este punto son de distinta índole: igualdad retributiva entre personal funcionario y personal laboral (a mismo trabajo igual remuneración); avance en las prestaciones sociales del personal laboral; el reconocimiento de lo estipulado en la Ley de Presupuestos Generales de la CCAA de Canarias de 2018 sobre la recuperación en casos de incapacidad temporal; derecho a disfrutar de una bolsa de vacaciones; y cumplimiento de un Plan Empleo prometido durante años en favor de todo el personal laboral del Ayuntamiento.

Desde el sindicato CSIF, antes de tomarse tal decisión se convocó asamblea de empleados para decidir tal medida, sin que ninguno de los empleados que asistieron a la misma votara en contra de lo que se entiende “es una falacia, pantomima o engañabobos del Ayuntamiento sobre nuestros derechos. Así mismo añaden que, “sí es verdad que el Ayuntamiento lleva años prometiendo que se va a solucionar nuestros problemas como empleados, pero no se ha cumplido con nada de lo prometido, mucho más allá de falsas promesas y el inicio de negociaciones en la que se demuestra que no existe intención real de la administración en llevar a cabo las reivindicaciones de todos nosotros”.

Ayuntamiento de San Miguel

En relación al escrito presentado por el Sindicato CSIF a eldigitalsur, en el cual se hace referencia a un preaviso de huelga por parte de la mayoría del personal laboral del Ayuntamiento de San Miguel de Abona a partir del próximo día 5 de julio, basándose en diferentes aspectos relacionados con el detrimento de las condiciones salariales, prestaciones sociales o igualdad retributiva de este personal, entre otras.

Como concejal delegado de Personal del Ayuntamiento de San Miguel de Abona, quiero hacer constar que hasta este momento solo se han negociado los primeros 20 artículos del convenio colectivo del Personal Laboral, con prácticamente un acuerdo unánime por todas las partes. El resto del convenio no se ha llegado a negociar, incluidos los aspecto retributivos relacionados con los empleados públicos, por lo que en ningún caso se puede hablar de mermar el poder adquisitivo de estos.

Por otro lado, es intención de este Grupo de Gobierno seguir avanzando en las negociaciones del convenio colectivo con total predisposición, de tal manera que se alcancen los acuerdos necesarios que satisfagan a todas las partes y que se culmine tanto el convenio colectivo laboral, como el acuerdo de funcionarios, así como la RPY y la consolidación y estabilización de los puestos de los empleados públicos de este ayuntamiento.

Quisiera manifestar nuevamente nuestra sorpresa ante este preaviso de huelga, puesto que las peticiones a las que se hace mención en el comunicado del CSIF aún no han sido objeto de negociación y, por tanto, no se puede hablar de rechazo ninguna de las propuestas planteadas. Entendemos que hasta que no se produzcan esas negociaciones no se debe hablar de convocatoria de huelga puesto que, repito, nuestro talante e intención es la de actuar dentro de la buena fe.