«El Bahía Beach El Palm Mar tiene 8 años, cuenta con la concesión de Costas y los permisos y licencias para su reforma»

La Asociación de Vecinos Aulaga vuelve reclamar se paren las reformas del chiringuito Bahía Beach El Palm Mar y se vuelva a dejar el entorno como estaba naturalmente.

De la otra parte, uno de los propietarios y vecino desde el año 1988, explica que cuando estaba URBIS se cedieron los terrenos para la construcción del paseo, pidiendo a Costas la posibilidad de tener una concesión, la cual le fue otorgada y se dejó hacer esto, de igual forma se solicitó la licencia al Ayuntamiento de Arona y junto al permiso de Costas se realizó la reforma.

La Asociación de Vecinos Aulaga de El Palm Mar reclamaba en mayo de este año, sobre los trabajos que se estaban realizando en la Costa del Palm Mar, Arona, ya que al entendimiento de los vecinos se estaban realizan dentro del Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT).

Hoy se ha presentado en la zona María José Belda Díaz, consejera insular de Sí Podemos Canarias, respaldando a la Asociación de Vecinos Aulaga en la solicitud de una reunión formal con el consejero de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena para que explique, cómo es posible, «que nos encontremos con una construcción que tiene hormigón, que tiene hierro y que está a tan pocos metros del mar».

Tras la primera queja vecinal en mayo de este año, los representantes del Beach Club El Palm Mar aclararon que se trataba de trabajos de reforma de su instalación, en suelo competencia de la Dirección General de Costas, ente dependiente del Estado, que a su vez fue quien otorgó la oportuna licencia para dichas obras.

«Este permiso de Costas es preceptivo y vinculante y, por tanto, es el que llevó al Ayuntamiento de Arona a otorgar la licencia que le corresponde en un suelo que es del Estado», acotaron.

Ya en mayo la documentación presentada por la propiedad del Beach Club indicaba que los trabajos se adaptaban a las condiciones de los permisos otorgados, tanto por Costas como por parte del municipio.

Hoy Stan Weytjens, uno de los propietarios, dio un paso al frente expresándose de la siguiente forma: «Yo en primer lugar siento perfectamente el descontento de algunas personas, yo vivo aquí con mi familia desde 1.988 y no había nada, era un pequeño pueblo fantasma, todos hemos estado con la constructora Menceyes, antes estaba URBIS que muy pronta salió de aquí y las calles estaban totalmente abandonadas».

«Con Menceyes hemos llegado a hacer de El Palm Mar lo que está hecho hasta ahora, hemos intentado hacerlo bien, desde nuestras responsabilidades, yo no soy quien ha hecho el Plan Parcial de esta zona, tampoco he creado la normativa de dónde se pueda hacer o no hacer, aquí viven más de 3.000 personas, no hay acceso al mar, no hay una playa y hay mucha gente molesta por esto, nosotros lo que hemos hecho es hablar con Costas para ver la posibilidad de crear un Beach Club, como tantos que hay en el Sur de Tenerife».

«Nosotros como propietarios del Terreno, cuando estaba URBIS, cedimos los terrenos para la construcción del paseo y pedimos a Costas la posibilidad de tener una concesión, el Bahía Beach tiene 8 años, Costa nos ha dado la concesión y nos ha dejado hacer esto, hemos solicitado la licencia al Ayuntamiento de Arona con el permiso de Costas y hemos realizado la reforma, también hemos solicitado la autorización de hacer una charca natural para que la gente de El Palm Mar tenga acceso al mar, esto se sabe que es público pero lo pagamos nosotros, también estamos desarrollando una plaza, la única que tendrá El Palm Mar, con un costo de un millón de euros. No somos Papá Noel, hemos ganado dinero pero esto lo puede hacer cualquier persona, nosotros hemos hecho para el futuro y el desarrollo de El Palm Mar, les garantizo que lo que está hecho aquí es legal».

Declaraciones María José Belda Díaz, consejera insular de Sí Podemos Canarias.

Declaraciones Stan Weytjens, uno de los propietarios del Beach Club El Palm Mar.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram