Arona | La Fiscalía respalda a Mena y pide que se suspenda su expulsión del PSOE

El Juzgado de Primera Instancia Número 1 de Arona ha acogido hoy la vista de la demanda presentada por el alcalde de Arona en contra de su expulsión del PSOE, al considerar que se han vulnerado sus derechos fundamentales. José Julián Mena, además, solicitaba a la jueza que se suspendiera cautelarmente la expulsión de su partido, lo cual cerraría la puerta a cualquier moción de censura en su contra.

Este argumento ha sido respaldado por la Fiscalía, que cree que, efectivamente, se vulneraron sus derechos fundamentales y considera que, además, se debe suspender cautelarmente su expulsión del partido ante la posibilidad de que esa moción de censura se celebrara en contra de sus derechos como alcalde.

La Fiscalía ha respaldado hoy los argumentos del alcalde de Arona, José Julián Mena, en su demanda contra la expulsión dictada por el Partido Socialista, al considerar que el PSOE vulneró sus derechos y solicitar, al igual que Mena, la adopción de medidas cautelares que, en caso de ser tomadas, cerrarían la puerta, definitivamente, a una posible moción de censura en la que han venido trabajando los concejales críticos con el apoyo de la oposición.

La Fiscalía cree que el proceso de expulsión del alcalde se encuentra viciado y que se realizó en medio de numerosos incumplimientos que vulneraron su capacidad para defenderse de manera interna en los órganos del PSOE, hasta el punto de asegurar que, si se hubieran respetado estos procedimientos, el propio partido debería haber dado la razón a Mena y no expulsarlo.

Entre las medidas que cita como vulneración de sus derechos se encuentran cuestiones como que el PSOE informó a Mena de parte del proceso mediante burofax y, sin mediar razón que lo justificara, modificó este modus operandi, enviando al alcalde de Arona su expulsión a un correo electrónico que no utilizaba para evitar que pudiera defenderse.

Por todo ello, la Fiscalía ha pedido a la jueza que suspenda cautelarmente la expulsión de Mena de su partido, volviendo con ello a la organización, recuperando sus derechos y haciendo imposible la expulsión de su grupo y, con ello, la moción de censura en la que abiertamente trabajaban concejales socialistas con el respaldo público del PSOE y partidos de la oposición.