Arona ha concedido subvenciones a casi 650 autónomos y pymes para impulsar la recuperación

En un momento en el que diversas instituciones han admitido dificultades para hacer efectivas las ayudas para apoyar al tejido productivo, el Ayuntamiento de Arona ha concedido subvenciones a 649 empresas del municipio por un importe de 695.600 euros entre los meses de junio de 2020 y enero de 2021. De ellas, 454 han correspondido a autónomos y pymes en general y 195 al sector del transporte, principalmente del taxi.

Las subvenciones se suman a los aplazamientos de los recibos municipales, el último de ellos -el del IBI- hasta noviembre, así como a la exoneración de tasas como la de ocupación de terrazas o la rebaja de la basura, además de la posibilidad de fraccionar el pago de impuestos y de acogerse a una moratoria.

El Ayuntamiento de Arona ha destinado casi 700.000 euros entre el 29 de junio de 2020 y el 31 de diciembre de ese mismo año a apoyar al tejido productivo del municipio mediante subvenciones que permitan mantener el empleo y que se han ido concediendo a través de las cuatro convocatorias puestas en marcha.

En una situación de grave crisis económica, las áreas de Hacienda y de Promoción Económica, cuya titular es la concejala es Raquel García, activaron un paquete de subvenciones directas de las cuales se han concedido 649. De ellas, la gran mayoría se refieren a autónomos y pymes en general, con 454, y otras 195 al sector del transporte, principalmente el taxi.

Arona ha sido uno de los municipios que más recursos ha destinado a paliar los efectos económicos derivados de la pandemia por COVID-19, a los que ha dedicado más de siete millones de euros entre subvenciones directas a empresas, ayudas sociales y rebajas y exenciones de impuestos, todo ello en el marco del despliegue del escudo de protección contra la crisis.

José Julián Mena: “Un importante paquete de ayudas y exenciones”

Todos los recibos fueron aplazados hasta noviembre el año pasado y en 2021 lo ha sido el del IBI –o contribución-. Asimismo, las exoneraciones han beneficiado a los titulares de terrazas con ocupación del espacio público y la rebaja al recibo por el servicio de basura.

A esto habría que sumar las medidas aprobadas la semana pasada, por las cuales se permite a autónomos y pymes fraccionar sus impuestos y acogerse a una moratoria de seis meses.

Todas estas se han adoptado de la mano de las principales organizaciones comerciales y empresariales, con las que se han mantenido encuentros desde el final del estado de alarma en 2020. Entre ellas, las zonas comerciales abiertas y patronales como Ashotel, CEST o Fepeco.

Tanto el alcalde de Arona, José Julián Mena, como Raquel García han subrayado que “desde el primer momento insistimos en que iríamos todo lo lejos que legal y presupuestariamente fuera posible para paliar los efectos económicos y sociales de la pandemia, lo que se ha traducido en un importante paquete de ayudas, exenciones y rebajas fiscales, a lo que se han sumado iniciativas en otras áreas, como poner fin a la importante parálisis del área de Urbanismo”.