Acometen la mejora de la Playa de San Salvador en San Miguel de Abona con una inversión de 2,6 millones

Las obras de acondicionamiento contemplan, entre otras, la aportación de arena en la zona de estancia de los usuarios, nuevos accesos peatonales, equipamiento, nueva vegetación autóctona y luminarias más eficientes.

 

La Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias que dirige Yaiza Castilla ha concedido al Ayuntamiento de San Miguel de Abona una subvención de 800.000 euros destinados a ejecutar las obras de acondicionamiento de la Playa de El Salvador. La actuación, que cuenta con un presupuesto de 2.603.334 millones de euros, de los que 1,8 millones son aportación municipal, tiene como objetivo  mejorar este espacio costero, dotándolo de mayor atractivo y fomentando su conservación.

La viceconsejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Teresa Berástegui, y el director general de Infraestructura Turística, Fernando Miñarro, junto al alcalde del municipio, Arturo González, han visitado hoy la zona en la que se pondrán en marcha unas actuaciones para las que se han concedido 200.000 euros con cargo a los presupuestos de 2020 de la Consejería de Turismo y 600.000 euros de 2021.

Los trabajos, que se dividen en dos fases, abordan la mejora y acondicionamiento de la Playa de San Salvador, ubicada en la Urbanización Golf del Sur, colindante con el Puerto Deportivo de San Miguel y la Urbanización de Amarilla Golf, y tienen un plazo de ejecución hasta abril de 2024.

La actuación contempla la mejora de la estancia de los usuarios de la playa a través de la aportación de arena, generada a partir del machaqueo del propio callao de la zona; la construcción de nuevos accesos peatonales y el acondicionamiento ambiental de los espacios comprendidos entre el paseo y la playa, con especies propias del ambiente marino; y la dotación de los servicios adecuados, entre otras actuaciones que se abordarán respetando la integración en el entorno natural y la conservación de los elementos de interés ambiental de la zona.

Según palabras de Teresa Berástegui, “estas actuaciones se enmarcan en el impulso que Turismo de Canarias quiere dar a las infraestructuras y espacios naturales del archipiélago, de forma que se adecúen a las necesidades de los usuarios al mismo tiempo que se pone en valor el entorno y se conserva de forma decidida desde el punto de vista medioambiental”.

“Lo que conseguimos con este tipo de intervenciones es darle un valor añadido al lugar, hacer el destino más sostenible y respetuoso con el entorno, incrementar atractivo y hacerlos más accesible para quienes vienen a visitarnos y para quienes residen en la zona”, ha remarcado.

El alcalde de San Miguel de Abona, Arturo González, ha señalado la importancia de esta actuación, puesto que “el pueblo de San Miguel lleva mucho tiempo esperando tener una playa en condiciones para el disfrute de los vecinos y del sector turístico en general”. Según ha explicado, “el municipio tiene ya más de 5.500 camas turísticas y necesita mejorar sus zonas de baño, entre ellas la playa de San Salvador, donde se van a iniciar en las próximas semanas este proyecto en cuyo diseño se incluye la mejora de los accesos, el machaqueo de los callados existentes para hacer una playa de arena y la adecuación del espacio que se encuentra alrededor”.

La actuación en San Salvador se divide en dos fases, que se pueden ejecutar de forma independiente, y que consisten, fundamentalmente, en la mejora y regeneración espacial y ambiental a través de la ordenación y regeneración paisajística para favorecer el acceso a la costa y disfrutar del litoral de una manera sostenible.

En concreto, según ha explicado el director general de Infraestructura Turística, en lo que se refiere a la mejora espacial, se adecuará el lugar a las normas de accesibilidad, seguridad y salud, y se dotará de una estancia solárium, equipamientos y servicios, duchas, papeleras, mobiliario, entre otros elementos. Mientras que desde el punto de vista medioambiental, se repoblará la vegetación autóctona, se usarán materiales locales y se mejorará la eficiencia energética de las luminarias.

La concesión de esta ayuda al Ayuntamiento forma parte de las actuaciones que la Consejería de Turismo está llevando a cabo en todas las islas durante el último año dentro del Plan de Acciones de Infraestructuras Turísticas, y en el que se ha dado prioridad a la creación de espacios eficientes, accesibles y compatibles con el entorno natural.