Diputados de CC-PNC exigen al Gobierno de Canarias la reanudación inmediata de la lucha canaria

El presidente del Club de Lucha Mencey Tegueste, Marcos Galván, no entiende cómo se están llevando a cabo otras competiciones de contacto, como el boxeo o la lucha Sambo, mientras la lucha canaria permanece paralizada.

La diputada autonómica de CC-PNC de Tenerife, Rosa Dávila; y el diputado nacionalista José Alberto Díaz-Estébanez han exigido al Gobierno de Canarias, durante una visita al municipio de Tegueste, la reanudación inmediata de la lucha canaria, un deporte seña de identidad de Canarias y que está viviendo una situación dramática y de hartazgo debido a que ninguna competición, tanto masculina como femenina, se está desarrollando tanto en la isla como en el Archipiélago.

Los diputados nacionalistas reclamaron al Gobierno de Ángel Víctor Torres que recupere las competiciones, tanto regionales como insulares de lucha canaria, tanto masculina como femenina, con el fin de “defender la importancia histórica de nuestro deporte autóctono”. En este sentido, Dávila exigió que vuelvan las competiciones “proporcionando test a los luchadores y luchadoras, se realiza una higienización de los terreros y que se lleven a cabo todas las medidas necesarias para que haya una vuelta inmediata y segura a los terreros”.

Tanto Dávila como Diaz-Estébanez visitaron el terreo de Lucha Mencey Tegueste junto con los con los concejales de CC-PNC de Tegueste, Norberto Padilla Melián, Javier Galván, Marcela del Castillo y Candelaria García, además del nuevo secretario general local, Raúl Palmero. Allí, los políticos nacionalistas recogieron las demandas de los luchadores y la directiva del C.L.Tegueste de manos de su presidente, Marcos Galván.

El ex luchador teguestero, junto con el puntal A Mamadou Cámara y varios de los responsables de las categorías inferiores, trasladaron a Dávila y Díaz-Estébanez su sentimiento de hartazgo con la situación actual, y aseguraron no entender cómo en la actualidad se están llevando a cabo competiciones en Canarias y la Península con el mismo nivel de contacto que la lucha, como las eliminatorias de Canarias de Boxeo o campeonatos de lucha Sambo en Murcia, entre otros.

El presidente del Club de Lucha de Tegueste, Marcos Galván, criticó la situación de fragilidad que vive la lucha canaria desde el inicio de la pandemia. Una disciplina deportiva que, según alertó Galván, “está viendo peligrar su futuro, al no poder competir con otras disciplinas que sí han reiniciado su actividad”.

“El éxodo de menores luchadores que conforman la base a otros deportes que sí han reanudado su actividad, puede hipotecar el futuro de nuestro deporte autóctono”, señaló Galván, quien recordó, que “sin lucha, perderemos una de las mayores expresiones de identidad que tenemos como canarios”.

Ley canaria

Por su parte, la diputada nacionalista y secretaria de organización de CC de Tenerife, Rosa Dávila, mostró su malestar por la inacción y dejadez del Gobierno de Canarias con nuestro deporte autóctono. Además, recordó que “la Ley canaria del Deporte le ofrece un carácter diferenciado a la lucha canaria, por lo que ha supuesto y supone para nuestro pueblo, pero no le hemos escuchado a la consejera ni a nadie de su gobierno, decir ni hacer nada por nuestro deporte vernáculo, mientras vemos cómo se han reanudado las competiciones de otros deportes”.

En este sentido, recordó que en octubre del año pasado el Parlamento canario aprobó por unanimidad una Proposición No de Ley, presentada y defendida por el Grupo Nacionalista Canario donde se instaba al Gobierno a agilizar el protocolo necesario para que se reanude esta actividad deportiva, con la necesaria realización de los tests a los deportistas, a fin de asegurar un regreso seguro a los entrenamientos y competición, y mantener, al menos la contribución económica a las federaciones.

Sin embargo, desde entonces, “el Gobierno no ha hecho nada. No hay protocolos de actuación, no hay voluntad, no hay nada. Las federaciones lo están intentando, los luchadores se preguntan por qué otras disciplinas sí y la lucha no. Ya hemos perdido bastante en esta pandemia y no están haciendo nada para no dañar a la mayor expresión de nuestra identidad como pueblo, lo que nos hace diferentes, lo que nos une, lo que nos identifica: la lucha canaria”, recalcó la diputada nacionalista.

“La lucha canaria puede salir gravemente dañada de esta crisis. Al reanudarse otras disciplinas, se corre el peligro de que los menores que conforman la base puedan decidir irse a otras disciplinas, hipotecando así el futuro del deporte que nos identifica como pueblo”, dijo Dávila, añadiendo que, para retomar la actividad, lo único que se requiere es “voluntad para adaptar nuestro deporte a la nueva normalidad”.

Por su parte, el portavoz de Coalición Canaria-PNC en el Ayuntamiento de Tegueste, Norberto Padilla Melián, aseguró que “nuestra querida lucha canaria, siempre ha tenido una relevancia capital dentro de la sociedad teguestera. Su organización y desarrollo, conjuntamente con el de otras manifestaciones musicales y culturales, han hecho que nuestro municipio sea considerado un referente en las tradiciones populares canarias. En todo el archipiélago se conoce a Tegueste, como la Cuna de la Lucha Canaria, debido al enorme arraigo que tiene el deporte vernáculo en nuestro municipio”.

En este sentido, el portavoz nacionalista lamentó que “es difícil explicar a los niños que ven por la tele a deportistas que se abrazan cuando marcan un gol y a componentes de equipos de rugby que se abrazan para formar una melé, que ellos si pueden participar en las competiciones y que nosotros no podemos hacerlo porque existe mucho riesgo al contagio. Si se pone empeño, voluntad y los recursos necesarios, obviamente, se podrá, pero precisamente eso es lo que le está faltando al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Tenerife en la actualidad”.

Los niños y niñas que conforman las Escuelas Municipales de Lucha Canaria “podrían retomar sus entrenos manteniendo la distancia de seguridad, realizando tareas que no pongan en riesgo su salud (charlas con leyendas deportivas, entrenos con una mayor relevancia al juego con la arena, etc) para evitar que el vínculo con nuestro deporte se pierda. Las competiciones al más alto nivel podrían retomarse si se buscan los recursos necesarios para hacerlo, solo hace falta voluntad y poner en valor a unos de los mayores tesoros que tenemos en Canarias, pero que en la actualidad está apartado, como un problema que no interesa resolver. Lo incomprensible e injustificado de la situación nos lleva a pensar que existe una mano negra contra nuestro deporte, seña de identidad de los teguesteros y los canarios”, sentenció el edil.