UGT Canarias exige la paralización del procedimiento de adjudicación del transporte sanitario

La FeSP denuncia que los actuales  presupuestos del Ejecutivo canario, destinados a cubrir el servicio de transporte sanitario,  son  “escuálidos y poco garantistas”.

UGT Canarias- FeSP denuncia que los actuales  presupuestos del Ejecutivo canario, destinados a cubrir el servicio de transporte sanitario,  son  “escuálidos y poco garantistas” generando que las ofertas económicas presentadas para hacerse con el mismo sean a la baja y ponga en riesgo la calidad del servicio. Así lo ha manifestados Iván Amador, portavoz del sector, que ha apuntado además que esta circunstancia de que mantenerse estas condiciones aumentará la  precariedad laboral de la plantilla, así como deficiencias en el servicio. “A día de hoy la única solución viable para el sector es establecer un sistema similar al modelo balear adaptándolo a las peculiaridades de aquí y de esta forma cumplir con las promesas que se hicieron de llevar a  cabo la internalización del transporte sanitario dentro del SCS”, ha añadido.

En este sentido, desde FesP-UGT exigimos al  Gobierno de Canarias la nulidad del procedimiento, viciado desde un principio, con la única premisa de darle la importancia y consideración oportuna a un servicio  público. “Lo que no se puede seguir permitiendo es que algo tan básico como es el transporte de enfermos y pacientes siga estando en manos de empresas privadas que no ofrecerán garantías de cumplimiento del servicio”, ha señalado el portavoz de esta fuerza sindical.

UGT Canarias recuerda que aún no se han hecho públicos algunos recursos presentados al concurso, y que esta situación solo provocará que se entreguen los servicios de aquellos lotes que no se han recurrido.  Esta situación lejos de arreglarse crea una panorama de inseguridad en un servicio esencial, cuya  adjudicación dará lugar a la misma resolución que se ya se hizo en 2012 mediante la cual el TSJC declaró nulo el concurso obligando al GSC tuvo que indemnizar con 20 M € a las empresas que recurrieron.

A esto se une además, que las tablas salariales que se está aplicando a la plantilla van vinculadas a la adjudicación de dichos lotes,  si estos quedan sin adjudicar se generará un agravio comparativo entre los trabajadores que realizan una misma labor.