El turismo nacional en verano se acompañará por la recuperación del 100% de la conectividad

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y la consejera de Turismo, Yaiza Castilla, inauguran la presencia de las Islas en Fitur destacando que se trata de una cita que simboliza el inicio del camino de la reactivación turística.

“Estamos aquí con el objetivo 70-70, es decir, que tengamos al 70 por ciento de la población vacunada en verano y que al acabar el año 2021 tengamos el 70 por ciento del turismo que teníamos en 2019”, señaló el presidente.

Turismo de Canarias inauguró hoy su presencia en la Feria Internacional de Turismo Fitur con una clara apuesta por el mercado peninsular de cara a la actual temporada de verano. Este objetivo estará acompañado por una programación aérea para los tres principales meses estivales en los que se muestra ya el 100% de la conectividad existente en el mismo periodo de 2019, año precovid.

Estas positivas previsiones protagonizaron la inauguración del stand de Islas Canarias por parte del presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y la consejera de Turismo, Industria y Comercio, Yaiza Castilla, en el recinto ferial Ifema, en Madrid. Una cita que este año tiene una especial importancia tras 14 meses muy complicados para el sector y que simboliza el inicio del camino hacia la recuperación de la actividad turística.

“Estamos aquí con el objetivo 70-70, es decir, que tengamos al 70 por ciento de la población vacunada en verano y que al acabar el año 2021 tengamos el 70 por ciento del turismo que teníamos en 2019”, explicó el presidente de Canarias. Para ello, va a ser fundamental lo avanzado hoy por el presidente de que Canarias sobre el 100% de plazas aéreas cerradas con la Península para los meses de verano, “que es el objetivo inmediato; por lo tanto, recuperamos la conectividad con el que es el tercer mercado más importante, el mercado peninsular”, añadió.

Recordó asimismo que recientemente tanto Alemania, como Países Bajos y Dinamarca colocaban a Canarias en su lista verde y se mostró esperanzado porque en los próximos días lo haga también Reino Unido.

El jefe del Ejecutivo resaltó la importancia en sí de la celebración de Fitur, “lo importante es que estamos aquí y estamos presencialmente”, dijo, y recordó la pasada edición en enero de 2020 cuando “dijimos que habíamos superado la prueba de la quiebra de Thomas Cook, y, sin embargo, estábamos a las puertas del primer caso de coronavirus en España, que se registró en La Gomera”.

El presidente detalló la labor realizada por el Gobierno de Canarias desde ese primer momento de la pandemia, al que siguió el confinamiento del hotel de Adeje. “Se respondió bien, a pesar de que no había experiencia, y fue una labor reconocida. Nos adelantábamos, con decisiones que tenían que ver con el sector turístico, priorizando la sanidad y demostrando que Canarias hacía las cosas con coherencia y también con resultados exitosos”, añadió.

Elogió la actitud de la ciudadanía y de los agentes económicos, sociales, sindicales, y políticos durante el confinamiento y el estado de alarma. “Estuvieron en la misma senda, que no era otra que salvar vidas, con el objetivo de que cuanto antes pudiésemos recuperar nuestro sector económico fundamental, que es el turismo”, agregó, a la vez que recordó que hoy es una de las regiones con un control de la pandemia más favorable dentro de la Unión Europea y la única comunidad autónoma que no ha estado en riesgo extremo.

En referencia al lema de la nueva campaña de Turismo de Canarias, el jefe del Ejecutivo destacó que “en Canarias cada día sale el sol” y quiso lanzar un mensaje de optimismo y de bienvenida. “Estamos deseando recibirlos porque en esta ocasión esta puerta no se va a cerrar, quedará abierta para que entre el sol que cada día llega a Canarias, porque estoy convencido que cada día, en esta ocasión sí, es mejor que el día anterior”.

De acuerdo con la información facilitada por Yaiza Castilla, para la actual temporada de verano, de mayo a octubre, Canarias cuenta con 2,7 millones de plazas aéreas programadas con el resto del territorio nacional, una cifra que representa el 88% de la conectividad aérea que hubo en el mismo periodo de 2019, en el que se ofertaron 3,1 millones de asientos.

En lo que respecta al conocido como verano corto (julio, agosto y septiembre), “el que concentra la mayoría de las operaciones entre las Islas y la Península, el Archipiélago podría llegar a recuperar toda la conectividad que tenía en 2019 si se cumple la programación anunciada por las aerolíneas, que prevén ofrecer 1,4 millones de plazas en 2021, las mismas que hace dos años”, aseguró Castilla.

La consejera de Turismo valoró muy positivamente la recuperación de la conectividad con el mercado peninsular, el tercero en importancia para el Archipiélago, y resaltó la confianza que siempre han mostrado las aerolíneas en la pronta recuperación del motor económico de las Islas, siempre que la pandemia comenzara a controlarse con la vacunación.

“Hemos realizado una gran labor a la hora de otorgar seguridad a toda la cadena de valor turística y el conjunto del sector ha demostrado una gran resiliencia durante la pandemia, demostrando una y otra vez su capacidad para volver a recibir al turista siempre que éste ha podido viajar al Archipiélago, lo que nos ha consolidado como un destino fiable y seguro”, afirmó la consejera.

Castilla explicó que, además de la alta recuperación de la conectividad aérea, existen otros condicionantes del turismo peninsular que juegan a favor de Canarias. En primer lugar, que los efectos de los cierres intermitentes en la actividad económica han sido menos dañinos de los inicialmente previstos debido a las medidas de apoyo, como la prórroga de los ERTEs, así como porque las empresas han aprendido a adaptarse a las restricciones y mantener, en la medida de lo posible, su actividad y evitar así un mayor desempleo.

Además, el teletrabajo ha permitido mantener la actividad en muchos sectores de la economía y ha aumentado significativamente el nivel de ahorro durante la pandemia lo que, junto al fin de los cierres perimetrales y las restricciones de movilidad, hacen más viable el despegue del turismo doméstico este verano, argumentó la consejera.