Torres remarca la adquisición de las 18 primeras casas en La Palma y confía en recuperar el regadío cuando antes

El presidente de Canarias participó este mediodía, junto al Rey Felipe VI, en una nueva reunión del Pevolca para analizar la evolución de la erupción en La Palma.

Ángel Víctor Torres espera que las dos desaladoras entren pronto en funcionamiento y subraya la rapidez y unidad con la que están respondiendo las administraciones a esta emergencia.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, participó este mediodía, junto al Rey Felipe VI y mediante videoconferencia desde el Parlamento autonómico, en una nueva reunión del Consejo Científico y del Consejo Director del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) para analizar la evolución de la erupción en la zona de Cumbre Vieja, en La Palma. Por la tarde, y ante los medios de comunicación, Torres se congratuló de que, durante esta jornada, la empresa pública Viviendas Sociales de Canarias (Visocan) adquiriese las 18 primeras viviendas para los damnificados por las coladas, lo que considera un logro muy relevante porque aún no han transcurrido tres semanas de la erupción y que se completará con nuevos lotes próximamente.

Torres hizo estas declaraciones tras participar en el Primer Encuentro de la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos y de Lengua Portuguesa, celebrado en Guía de Isora con la presencia de su Majestad Felipe VI. En línea con lo indicado en el Comité Científico, el presidente de Canarias señaló que el volcán se encuentra ahora en una fase de estabilidad, sin que por esto se descarte que puedan surgir nuevos centros emisores o bocas. No obstante, considera un alivio que la mayor parte de la lava estñe llegando al mar por un tubo volcánico que está impidiendo que los daños sean superiores, si bien las coladas se han ensanchado en su recorrido final hacia el sur y han afectado a nuevas viviendas y fincas de plataneras.

Torres agradeció de nuevo las muestras de apoyo de Felipe VI. Según insistió, aún no se puede saber cuándo terminará la erupción, aunque cree que se debe poner perspectiva ya porque se trata del volcán más relevante en Canarias desde que comienza el siglo XX y el de mayor magnitud de La Palma. De hecho, recordó que, lejos de emitir una cuarta parte del magma que en su día tuvo el Teneguía (1971), el de ahora ya ha cuatriplicado esa cantidad (46.000 millones de metros cúbicos).

Sin embargo, y en línea con el tamaño que representa este desafío, el presidente resalta la agilidad de las administraciones para tomar decisiones que palien las consecuencias de esta emergencia. Así, por ejemplo, subraya no sólo la adquisición de esas 18 viviendas de hoy, sino la pronta puesta en marcha de las dos desaladoras trasladadas al Valle de Aridane, que se reforzarán también con un barco cisterna para regar cuanto antes las zonas de plataneras aisladas por la lava. Aunque prefiere la prudencia y no dar una fecha concreta para su puesta en funcionamiento, espera que éste se produzca a finales de la próxima semana y remarca que, en condiciones normales, la contratación y disposición de estos recursos tardarían meses. Asimismo, indicó que instalar una tubería desde el Norte hacia el Sur también requiere un tiempo que ahora no tiene para poder salvar esos cultivos para la próxima cosecha.

Protocolo con los ayuntamientos para la agilización de la entrega de las casas

Para agilizar las entregas de estas viviendas a los afectados más vulnerables, el Gobierno regional y los ayuntamientos de Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte firmaron hoy un protocolo. Entre otras medidas, la Oficina Única de Atención al damnificado cuenta ya con 14 trabajadores sociales y un coordinador para abordar caso por caso, con las muy diversas circunstancias de cada afectado. Las primeras viviendas, eso sí, se distribuirán entre los que hayan perdido su única casa.

Torres agradeció que, durante la jornada con los ministros de Justicia, los notarios presentes hayan mostrado su absoluta predisposición para ayudar a los palmeros afectados, “aunque reconociendo de entrada que jamás podremos reponerles todo lo que han perdido por su valor emocional, histórico y familiar, y que ha sido sepultado por la lava. Sin embargo, este pueblo es noble  y no se va a rendir. Aunque ha habido demasiadas adversidades en una etapa muy corta, las vamos a seguir superando”, enfatizó el presidente de Canarias. Según subrayó, lo relevante en esta situación es la unión que está habiendo. “Nadie sobra. Habrá errores, pero todos las aportaciones son necesarias para superar la mayor emergencia que hemos conocido”.