El Sector Pesquero solicita la mejora de la seguridad y las condiciones de trabajo de la flota canaria

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias y el sector pesquero han consensuado una petición conjunta de mejora de las condiciones de seguridad marítima y de trabajo a bordo de la flota pesquera canaria dirigida al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con ocasión de la tramitación del proyecto de Real Decreto de ordenación de la flota pesquera.

Esta solicitud se realiza tras la celebración de una serie de reuniones con los representantes de las tres federaciones de cofradías de pescadores de Canarias y de la Asociación de Constructores Navales y Carpinteros de Ribera de Canarias(Ascarican).

La flota pesquera con base en puertos de la Comunidad Autónoma de Canarias, al igual que otras flotas de las Regiones Ultraperiféricas (RUP), tiene asignados unos límites particulares de capacidad pesquera por el Reglamento (UE) número 1380/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2013, sobre la política pesquera común. Sin embargo, la capacidad actual de la flota de las islas es inferior a los límites máximos establecidos, existiendo por tanto un margen, en términos de arqueo (GT) y de potencia (kW), cuyo empleo en beneficio del sector pesquero canario podría ser regulado a través del nuevo Real Decreto de ordenación de la flota pesquera.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, ha explicado que “tanto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, como el vigente Estatuto de Autonomía de Canarias, reconocen la condición ultraperiférica del archipiélago, debiendo ser tenidas en cuenta sus circunstancias específicas cuando sea preciso adaptar a las islas la regulación pesquera, como en este caso”.

Además, ha añadido que “la flota pesquera con base en las islas es la de mayor edad media de  todo el caladero nacional, por lo que existen razones objetivas para apoyar la mejora de sus condiciones de seguridad y de trabajo a bordo a través del empleo de una capacidad pesquera que actualmente no tiene uso”.