Noticias Tenerife La industria canaria se recupera, pero necesita de más estímulos para ocupar el peso que se merece en el PIB

La industria canaria se recupera, pero necesita de más estímulos para ocupar el peso que se merece en el PIB

La producción industrial vuelve al terreno positivo desde comienzos de 2019, aunque el aumento es muy inferior al nacional.

Al finalizar junio existían 596 afiliados más a la Seguridad Social y 126 parados registrados menos que hace un año.

Los precios industriales registran un histórico incremento del 27,5%, arrastrados por la energía (56,6%).

El sector industrial de las islas comienza a estabilizar sus cifras, aflorando crecimientos interanuales en su producción, número de empresas, empleo y confianza empresarial. Así se refleja en el último boletín de coyuntura industrial elaborado por el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

Para el presidente cameral se trata de buenos resultados que deberán ir consolidándose a lo largo del segundo semestre, a medida que se vaya incrementando la demanda, con la tan esperada entrada de turistas, o por el arrastre que le llegue desde el sector de la construcción que, en estos momentos, parece que va cogiendo impulso.

Pero, además de recuperar su actividad de la mano de otros sectores que también se esperan que crezcan en los próximos meses, el sector industrial de las islas necesita de más estímulos para incrementar su participación en el PIB de Canarias.  “La Industria canaria está inmersa en un proceso de modernización y de digitalización que la ha de llevar a incrementar sus ratios de productividad, además de ampliar su horizonte con el desarrollo de la economía circular y las energías renovables, dos ámbitos estratégicos de actuación que permitirán mejorar cuantitativa y cualitativamente la economía de las islas, gracias al papel que puede jugar la industria en todo este proceso. Por eso, es necesario contar con nuestro sector industrial a la hora de proponer cualquier actuación dentro de los fondos Next Generation a lo largo de los próximos años”, afirma el presidente cameral Santiago Sesé.

El Archipiélago registra en el segundo trimestre del año un aumento de la producción industrial del 13,9%, según muestra la variación de la media trimestral respecto al mismo período de 2020 del Índice de Producción Industrial (IPI) elaborado por el INE. A nivel nacional, igualmente, se ha registrado un incremento, pero es muy superior al canario (27,6%). Este incremento trimestral tiene su origen, principalmente, en la subida de la producción de bienes de consumo duradero (272,8%), seguida de bienes de equipo (30,6%), bienes de consumo no duradero (20,6%), bienes intermedios (14,5%) y, finalmente, la energía (4,8%).

Teniendo en cuenta no solo la variación interanual del segundo trimestre del año, sino la del conjunto del semestre, se observa más un comportamiento de estabilidad, con una variación promedio del 0,9%, frente al crecimiento del 13% registrado a nivel nacional para el mismo periodo.

Esta leve tendencia al alza del IPI se ve acompañada por el aumento que presenta también el número de empresas del sector inscritas en la Seguridad Social y por el comportamiento del mercado laboral. En el primer aspecto, en el último día de junio había en Canarias un total de 2.876 empresas con trabajadores a su cargo que desarrollaban actividades industriales, lo que supone un ascenso anual del 0,7% que, en cifras absolutas, se traduce en 21 empresas más que en el mismo mes de 2020, según los registros del Instituto Canario de Estadística (ISTAC) a partir de los datos del Ministerio de Trabajo relativos a empresas con trabajadores dados de alta en el Régimen General.

Una visión más cualitativa de la evolución del sector durante los últimos meses también pone de manifiesto una incipiente recuperación del sector. La confianza empresarial registró el segundo mayor avance del conjunto de sectores con un incremento del 15,6% y, en este caso, muy por encima del nacional (8,1%). Esta variación ha sido debida tanto a los mejores resultados alcanzados en el segundo trimestre respecto al primero, como por unas expectativas de las empresas para el tercero que apuntan una mayor estabilidad en detrimento de las respuestas desfavorables. Así, se mantiene el porcentaje de respuestas favorables en un 20% pero las respuestas que apuntan estabilidad pasan del 49% al 53% y las desfavorables retroceden del 31% al 27%.

En cuanto al mercado laboral, el promedio trimestral de afiliados a la Seguridad Social en el sector industrial aumentó un 1,8% en las Islas respecto al mismo periodo del pasado ejercicio, el primer crecimiento interanual desde finales del año 2019. De esta manera, a finales del sexto mes del año se contabilizaba un total de 38.062 trabajadores, 596 más que en 2020. El paro registrado en las oficinas de empleo cae un 0,4% en promedio trimestral en relación con el segundo trimestre de 2020, con lo que la cifra de desempleados se queda en 9.704 personas en junio, 126 menos que un año antes (-1,3%). Una buena tendencia en el empleo que hay que seguir impulsando ya que el sector aún registra 938 afiliados menos y 1.422 parados más que los contabilizados en febrero de 2020, justo antes de declararse el estado de alarma por la pandemia.

El incremento de la electricidad y de los transportes resta competitividad a la industria canaria

Por último, el presidente de la entidad cameral no ha querido dejar de mostrar su preocupación por la reciente escalada de algunas materias primas, como es el caso de los carburantes y combustibles, cuyas repercusiones pueden llegar a ser preocupantes para el sector tal y como están evidenciando los incrementos en el precio de la electricidad o los transportes. Aumentos en precios que reducen la competitividad del sector y que en el caso de muchas empresas pueden poner en riesgo su viabilidad en unos momentos en los que la generación de ingresos aún está sujeta a mucha incertidumbre a pesar de la mejoría. En este sentido, Sesé se muestra partidario de estudiar, aunque sea de manera transitoria, medidas que reduzcan los sobrecostes que implican las actividades de la industria en un territorio insular alejado y fragmentado como es Canarias, especialmente en el caso de las islas no capitalinas, donde el precio del combustible supera notoriamente el de Tenerife o Gran Canaria.

El Índice de Precios Industriales (IPRI) en Canarias muestra un importante ascenso durante el primer trimestre, registrando una tasa de variación interanual de la media trimestral del 27,5%. La media nacional también aumenta y a una tasa inferior a la canaria (14,5%). Según el destino económico de los bienes el incremento del índice general fue motivado por la energía (56,6%), ya que el aumento del precio del resto de bienes fue muy inferior: 5,6% los bienes intermedios, 1,6% los bienes de equipo, 1,5% los bienes de consumo duradero y 0,3% los de consumo no duradero.

 

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores