La Federación Canaria de Ocio y Servicios prepara una gran concentración

LA FEDERACIÓN CANARIA DE OCIO Y SERVICIOS,  moviliza al sector de la Restauración y Ocio en general, debido a  la transposición de la norma aprobada por el Ministerio de Sanidad. Ante el aumento de contagios por la COVID-19, el Ministerio de Sanidad y los ejecutivos regionales consensuaron el viernes pasado una serie de medidas, entre ellas prohibir las mesas con más de diez comensales en los restaurantes,  el cierre total del Ocio Nocturno  y bares de copas, una restricción que ya estaba vigente en Canarias,  pero se podía trabajar,  pero que ahora se hace extensiva a todo el sector, el cierre  y a las 00:00 horas la restauración.

FECAO manifiesta que se trata de “medidas no justificadas, sin una medición del impacto y discriminatorias con respecto a otros sectores”. La patronal ha denunciado que las restricciones “en ningún momento se acompañan de medidas compensatorias y de apoyo a un sector muy dañado” por la crisis derivada de la pandemia. Por ello anunciamos concentraciones en diferentes zonas de Canarias para reflejar el “tremendo malestar” que existe entre los empresarios y trabajadores de la hostelería y el ocio, un sector que se está “criminalizando” pese a que intenta mantener los empleos que genera el sector  y que ha actuado “con responsabilidad”.

El sector de la restauración, ocio y servicios es uno de los más activos en nuestra Comunidad Autónoma  y uno de los motores de la economía. En 2019 existían entorno a 21.300 locales de la restauración, pubs, salones recreativos, bingos,  discotecas en Canarias que generaban empleo en total con los hoteleros unos 346,400 empleados y aportábamos el 35,3% del PIB y solo el sector de la restauración y ocio aporta el 18,7% del PIB, facturando el año 2019, unos 16.000 millones de euros, el sector del juego el 3,8% siendo la mayoría de ellos micropymes que emplean entre 1 y 8 empleados/as. Sin embargo, estos sectores en especial, son a día de hoy, los más afectado por la pandemia del Coronavirus.

FECAO ha solicitado al Gobierno de Canarias en un Plan la extensión de los ERTE`s hasta el 31 de diciembre para el tejido empresarial y más concretamente para las empresas de los sectores asociados cuya facturación no supere el 50% de su facturación anterior a esta pandemia, así como la exoneración de las cotizaciones a la seguridad social de los empleados del sector y una bajada del IGIC al 3%. Bárbara Cabrera ha insistido en la importancia del turismo en Canarias, con un  35,3% de aportación al PIB, antes de la Crisis del Covid-19 y ha recordado que Canarias era la segunda comunidad de España en recepción de turistas.

De manera  urgente pedimos un descuento inmediato del IGIC, que actualmente soportan la actividades de restauración del  7%, disminuirlo al 3%. Con posibilidad de aplazamientos  sin coste adicionales. El diseño de campañas de promoción para la reactivación de la gastronomía y el turismo, al estilo de los ‘Planes Marshall’,  proponemos dar incentivos y exenciones de impuestos para las actividades de 2020-2021, incentivando a las empresas el abrir nuevamente, además proponemos establecer un «fondo Covid»  Un  rescate a todas la pequeñas y medianas empresa PYMES, una actuación económica tangible que tengamos la obligación de mantener los puestos de trabajos y buscar la supervivencia de las empresas.

La Federación FOCS/FECAO, ha venido denunciando como los ayuntamientos de toda Canarias con las fiestas populares y las romerías que han fomentado la cultura de unos jóvenes y sobre todo menores que se hace incompatible la actividad económica del Ocio nocturno, Pub, bares de copas, etc., con el comportamiento incívico de algunos jóvenes y sobre todos menores que ha quedado al descubierto  con el comportamiento en toda Canarias y en España, en general.

Todos Hemos vistos algunas imágenes tomadas en las últimas semanas, a jóvenes y ciudadanos, actuando de manera “incívica e irresponsable”, en palabras de su Presidenta Bárbara Cabrera, pero no en nuestros establecimientos, en la calle o aledaños de los establecimientos, hay que señalar que es un problema de orden publico y segundo estos jóvenes se han  formados con la cultura  del botellón propiciado por las administraciones publicas, que han permitido participar a estos jóvenes en fiestas totalmente prohibidas por su edad. Sin embargo la Administración y fuerzas del orden publico han mirado hacia otro lado y solo se actúa cuando es en un establecimiento para buscar culpables en los que arriesgan su patrimonio  y destruir empleo y ahora han quedado al descubierto en toda Canarias lo que las Administraciones han permitido y fomentado, que es toda una generación insolidaria sin valores y todo por un puñado de votos, no nos podemos quedar callados mas tiempo. La ruina de un sector económico, no la podemos seguir pagando las PYMES, debemos estudiar y llevar este problema a la fiscalía, para que se busquen los culpables que son los concejales y los promotores de las llamadas fiestas populares de toda Canarias, señala la presidenta Bárbara Cabrera.